.
ECONOMÍA

Los retos fiscales de mediano plazo

lunes, 27 de junio de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juan Pablo Espinosa

Una de las conclusiones del primer análisis que hicimos al Mfmp es que el camino de ajuste fiscal que deberá seguir Colombia apenas está comenzando. Un observador desprevenido podría pensar que la mayor presión fiscal por el desplome de los ingresos petroleros ocurrirá en 2016, y que en adelante el panorama será más favorable porque en el segundo semestre se discutirá una reforma tributaria con un alcance ambicioso. Se supone que con ella el Gobierno conseguirá suficientes recursos para compensar lo que el petróleo ya no le aportará.

En contravía de dicha visión, creemos que existe el riesgo de que los ingresos que la reforma traiga posiblemente se queden cortos. Para sustentar esta afirmación, hay que considerar que los ingresos adicionales que el Mfmp contempla que deberán conseguirse a través de reformas arrancan en 1,1% del PIB en 2018, y aumentan progresivamente desde 2,8% del PIB en 2019 hasta 4,1% del PIB a partir de 2022. 

Así mismo, hay que recordar que las propuestas formuladas a principios de año por la Comisión de Expertos comprenden un recaudo adicional de 2% del PIB. Por lo tanto, si se llegara a aprobar una reforma tributaria con las características sugeridas por la Comisión solo lograrían cubrirse las necesidades de recursos de 2018. En los años siguientes serían necesarios más ingresos adicionales, que a partir de 2022 superarían 2% del PIB. 

Además, no podemos olvidar que los cálculos anteriores asumen que los gastos del Gobierno Nacional se reducirán desde 19% del PIB este año hasta un promedio de 18% del PIB desde 2017 en adelante. 

Este supuesto del Mfmp no refleja el hecho de que en los próximos años el país va a requerir de mayor gasto público para suplir las necesidades crecientes provenientes del posconflicto, los planes educativos, la ley estatutaria de salud, la atención a la tercera edad y el servicio de la deuda, entre otros. Una estimación preliminar de dichas necesidades las ubica en un rango entre 2,5% a 3,5% del PIB durante la próxima década. 

En resumen, entre los nuevos impuestos que contempla el Mfmp y un cálculo razonable de los gastos adicionales, en una perspectiva de 10 años el esfuerzo fiscal que va a necesitar el país puede ser más de 7% del PIB. 

Este número pone de manifiesto que debemos concebir la reforma tributaria estructural de este año como la cuota inicial de una auténtica reformulación de las finanzas públicas. Este replanteamiento debe considerar que la sociedad colombiana va a demandar más bienes y servicios públicos, pero que estos deben ser provistos de una forma responsable, que sea consecuente con el principio de austeridad que sustenta la regla fiscal. Se trata de un gran desafío, que debemos empezar a afrontar desde ya. 

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Transporte 17/07/2024 Cundinamarca y Bogotá firmaron acuerdo para desarrollar la tercera línea del Metro

La Región Metropolitana aportará $33.000 millones para el proyecto y los recursos faltantes los aportaría provendrá el Distrito y el departamento

Judicial 15/07/2024 Procuraduría solicitó la suspensión de Leopoldo Múnera como rector de la Nacional

La entidad señala que gracias a errores administrativos se debe decretar una medida cautelar de suspensión de la elección del nuevo rector

Hacienda 18/07/2024 El Dane reveló que Bogotá y Cartagena tienen el mayor coeficiente de desigualdad

El reporte de pobreza monetaria del Dane reveló que el índice de Gini en 2023 fue de 0,546 puntos, completó tres años consecutivos a la baja. Neiva fue la que más retrocedió