.
CONSTRUCCIÓN Los colombianos prefieren los apartamentos que tienen dos alcobas y un gimnasio
miércoles, 11 de diciembre de 2019

La Cámara Colombia de la Construcción confirmó que el próximo año ya hay proyectados más de 3.600 proyectos de vivienda.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Tal y como lo confirmó el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) en septiembre, y lo ratificó ayer la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), los colombianos ahora prefieren vivir en apartamentos. Sus preferencias, a la hora de comprar vivienda nueva, varían ya no solo en el área, sino también en los ‘amenities’ que se ofrecen: ya sea el gimnasio, las zonas húmedas o los espacios sociales.

De acuerdo al más reciente balance de Camacol, en 2019 las preferencias de inversión en vivienda se centraron en estas características. Los colombianos priorizaron la compra de residencias con áreas entre 50 y 70 metros cuadrados, con 2 alcobas y amplia oferta de servicios comunales.

“Las personas más que el área, buscan ubicación. Hay dificultades para encontrar suelo disponible en las ciudades, entonces prefieren comprar ubicación cerca de las zonas de trabajo, al transporte público. Y, al interior, encontrar esos servicios adicionales que les permiten tener un bienestar”, explicó Sandra Forero, presidente del gremio constructor.

La dinámica que se está viendo en ese nicho de la población, junto a otras variables macroeconómicas, y la garantía de continuar con los subsidios, permitirán, según Forero, que en 2020 el sector crezca 5,2% en ventas de vivienda nueva. Esa proyección se alcanzaría con 192.740 unidades nuevas, que serían en su gran parte Vivienda de Interés Social (VIS) y de segmento medio.

“Veremos un crecimiento de 7,5% en las ventas de esta categoría media, que va entre 120 y 360 millones. Y, un segmento alto, que va a caer 4%. Esperamos que el 2020 sea el punto de inflexión del este tipo de vivienda”, explicó la ejecutiva, quien agregó: “Nuestra proyección es iniciar 148.000 unidades de vivienda, para generar 297.000 puestos de trabajo”.

Tras un 2019 retador para el sector, el gremio confirmó que el próximo año estarán en el mercado 3.670 proyectos de vivienda. Bogotá y sus municipios aledaños, por ejemplo, tendrán 31% del negocio, con 1.172 proyectos en oferta. Esa cifra muy por debajo de Medellín y su área metropolitana que tendrá 418, o Barranquilla con 283.

““En el 2020 en sector edificador y la construcción de proyectos de vivienda tendrán un importante papel en el desarrollo económico y social. Nuestras proyecciones evidencian que seguiremos consolidándonos como un sector jalonador que además de aportar a la competitividad”, añadió Luis Aurelio Díaz, presidente de Oikos.

De lograrse las buenas expectativas de los constructores, el sector podrá entrar en “fase positiva” en la generación de valor agregado al Producto Interno Bruto (PIB), comentó Forero. Según las expectativas, en un escenario medio se alcanzaría una contribución de 0,2% anual en 2020, mientras que en un escenario alto se llegaría a 1,9%. Este dato se lograría si se da una reactivación en la construcción no residencial (oficinas y bodegas), lo cual, junto a la venta de vivienda, permitirá que el sector edificador alcance los crecimientos que ya se ven en las obras civiles, por ejemplo.

MÁS DE ECONOMÍA

Comercio 07/04/2021 Las exportaciones de Colombia crecieron después de 13 meses de resultados negativos

Desde enero de 2020 las ventas externas del país no presentaban aumento, hasta febrero de este año sumaron US$2.944,7 millones

Hacienda 10/04/2021 Autoridades reportan balance positivo tras primeras horas de restricciones preventivas

Bogotá, Medellín, Barranquilla, Manizales y Santa Marta avanzan en una restricción total a la movilidad para detener contagios en el país

Hacienda 09/04/2021 Estructura tributaria y concentración de la tierra, factores relevantes en la desigualdad

Una de las conclusiones del panel de economistas se basó en que factores como estructuras tributarias complicadas generan mayor desigualdad

MÁS ECONOMÍA