.
TRANSPORTE Las promesas incumplidas del Túnel de la Línea, un proyecto que se concibió hace 100 años
jueves, 10 de enero de 2019

Se estima que el costo de la obra ya asciende a más de $3 billones.

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

La primera explosión del Túnel de la Línea tuvo lugar hace más de 10 años, sin embargo, el sueño de los colombianos de conectar al centro del país con el Pacífico a través de un megaproyecto de más de 8,6 kilómetros lleva más de 100 años intentando convertirse en una realidad.

En este siglo, la obra vial que uniría a los municipios de Cajamarca (Tolima) y Calarcá (Quindío) no solo se ha convertido en uno de los mayores desafíos para la infraestructura colombiana, sino que su terminación también ha sido una de las promesas incumplidas de los últimos presidentes del país como lo son Álvaro Uribe Vélez (2002-2010) y Juan Manuel Santos (2010-2018).

El último en comprometerse a entregar la obra ha sido el actual mandatario Iván Duque, quien en su visita de este miércoles al proyecto entre Tolima y Quindío ha puesto de nuevo sobre la mesa una fecha a la entrega de la obra principal que según sus proyecciones estará lista en mayo de 2020. Para lograrlo, el Instituto Nacional de Vías (Invías) abrió tres nuevos contratos, cuyo valor se acerca al medio billón de pesos.

“Nuestra meta es que toda la obra esté terminada en diciembre de 2020, pero el megatúnel estará listo en mayo. Esta se convertirá en una gran obra para el bicentenario. Hemos revisado los cronogramas y estaremos en supervisión permanente (…)”, aseguró el Presidente a los medios en su visita, en respuesta al escepticismo creado frente a la entrega de la obra.

Y es que el proyecto se encontraba desfinanciado y en algunos sectores las obras realizadas por el anterior contratista, Carlos Collins, estaban paralizadas desde 2016. A Collins se le caducó el contrato a finales de ese año por parte del exdirector de Invías, Carlos García, y además se tuvieron que construir obras adicionales para reparar y reconstruir algunas zonas en las que se habían encontrado fallas.

Pero para culminar este megaproyecto que se ha ido alargando con el paso del tiempo a causa de diferentes fallas técnicas, obras inconclusas, trabas jurídicas, incumplimiento de normas técnicas, y hasta por la sombra de la corrupción, también hacen falta más recursos. El Gobierno de Duque destinará $620.000 millones adicionales para la terminación completa del cruce de la Cordillera Central, que incluye la construcción del Túnel de la Línea y la Doble Calzada entre Cajamarca y Calarcá. Sin embargo, hay que recordar que si bien la obra costaba inicialmente unos $650.000 millones de la época, ya va por el orden de los $3 billones.

“No es tanto un tema de corrupción como se podría pensar, sino por dificultades de ingeniería y contractuales. La ingeniería colombiana ha demostrado que tiene capacidades para resolver los problemas pero donde tenemos graves problemas es en los mecanismos de contratación y en los procesos de control. A veces, las firmas constructores tienen más abogados que ingenieros. Hay muchos problemas administrativos, de cierres financieros…el país está todavía en pañales en contratación por concesión de tal manera de que los contratos se desarrollen como se prevé, con los tiempos adecuados…”, opinó Germán Prieto, profesor de la especialización en Transporte de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Una obra de 29 presidentes
A lo largo de estos años, la construcción de esta megaobra, de la que se tiene conocimiento desde 1913, aunque el diseño de la vía férrea solo fue contratado hasta 16 años después y el primer acuerdo llegó en 1928 con la firma norteamericana Hithcock & Tinkler, han dirigido el país hasta 29 presidentes y un sinfín de ministros de Transporte.

LOS CONTRASTES

  • Ángela María OrozcoMinistra de Transporte

    "Entre los beneficios del proyecto se cuenta un ahorro en recorrido de 15 kms entre Calarcá y Cajamarca; aumento de la velocidad de operación de 18km/hora a 60km/hora y reducción de accidentalidad de 75%".

  • Germán Prieto"Profesor de la especialización en Transporte de la Universidad Jorge Tadeo Lozano

    "No tengo la percepción de que sea tanto un problema de corrupción, sino de los mecanismos inadecuados".

Entre los mandatarios, han compartido el mismo reto de sacar adelante esta megaobra desde Carlos Eugenio Restrepo, quien llevó las riendas del país entre 1910 y 1914, pasando por Marco Fidel Suárez (1918-1921) y por Pedro Nel Ospina (1922-1926), Mariano Ospina Pérez (1946-1950) y Alfonso López Michelsen (1974-1978). En los 80 también le tocó el turno a Julio César Turbay (1978-1982) y Belisario Betancur (1982-1986) hasta llegar a la década de 1990 con César Gaviria (1990-1994), Ernesto Samper (1994-1998) y Andrés Pastrana (1998-2002).

Sin embargo, no fue hasta el mandato del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) cuando el proyecto empezó a materializarse; con Juan Manuel Santos (2010-2018) se avanzaron las obras pero el expresidente tuvo que retirar su promesa de ponerlo en funcionamiento; y con Duque se haría realidad.

“No lo vamos a poder inaugurar, vamos a terminar todas las obras de infraestructura. El túnel, como túnel, representa 42% de la obra total, eso todo lo vamos a terminar. Espero de aquí a julio que todas las obras hasta llegar al túnel mismo estén terminadas”, dijo Santos en marzo de 2008 a los medios cuando anunció que no podría dar la obra por concluida en la que ya siete kilómetros del túnel estaban pavimentados.

En ese momento, al cambio de fecha de entrega y a la confirmación del Presidente, se sumó que al contratista Carlos Alberto Solarte y su hija Paola Fernanda Solarte se les anunció una imputación por parte de la Fiscalía debido al contrato Tunjuelo-Canoas, en el que participaron junto a la firma Odebrecht.

Por su parte, en esta larga historia se cuentan además más de 16 ministros de Transporte y Obras Públicas, entre los que se encuentran Jorge Bendeck Olivella (1992-1994), Juan Gómez Martínez (1994-1996), Carlos Hernán López Gutiérrez (1996 -1997), hasta llegar a Andrés Uriel Gallego (2002-2010), Cecilia Álvarez-Correa (2012-2014), Natalia Abello (2014-2016), Jorge Eduardo Rojas (2016-1017), Germán Cardona (2017-2018) y la actual Ángela María Orozco.

En total, esta obra está compuesta por 25 túneles, 31 puentes, 18 kilómetros de segunda calzada y tres intercambiadores viales. Y entre los beneficios del proyecto que estima el ministerio de Transporte liderado por Ángela María Orozco destaca que se reducirán los costos de operación, los tiempos de viaje se reducirán 15 kilómetros entre Calarcá y Cajamarca; se aumentará la velocidad en operación de 18 km/hora a 60 km/hora; se reducirá la accidentalidad en 75%; se aumentará el recaudo de peajes; y el aumento de flujos en el comercio exterior, entre otros. Con todo ello, se estima que el Gobierno podrá recaudar recursos anuales por $292.000 millones.

MÁS DE ECONOMÍA

Hacienda 20/06/2021 Presidente Iván Duque conmemora en un evento online el día mundial del refugiado

El evento se llevará a cabo en el Salón Bolívar de la Casa de Nariño con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados

Salud 18/06/2021 Colombia registró un nuevo récord de aplicación diaria de vacunas contra el covid

Cerca de 4,15 millones de personas ya han sido inmunizadas contra el covid-19. En total se han aplicado 14,06 millones de vacunas

Construcción 19/06/2021 Duque y el ministro Malagón anunciaron la construcción del alcantarillado de San Andrés

El alcantarillado será pluvial y contará con un presupuesto aprobado por $49.999 millones y beneficiará a 13.676 habitantes de la isla

MÁS ECONOMÍA