.
ECONOMÍA

"La mitad de los recursos del Plan Colombia se invierten en programas sociales"

domingo, 7 de febrero de 2016
Foto: Colprensa
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Colprensa

“En los quince años del Plan, el 30 % de los recursos se destinaron a inversión social, pero en los últimos cuatro, alrededor del 50 % de la plata fue para el componente humanitario y de desarrollo y el otro 50 % para la estrategia militar”, destacó Gaviria Muñoz. 

Esos y otro datos, los entregó en el análisis sobre esta estrategia, celebrada esta semana, que el director del DNP hizo para COLPRENSA. 

En términos concretos ¿cuáles son los beneficios que el Plan Colombia le ha traído al país? 
El Plan es un acuerdo bilateral entre Colombia y Estados Unidos orientado a robustecer las Fuerzas Militares Colombianas y las economías regionales para desincentivar el negocio del narcotráfico, entendido como un flagelo transnacional, en el que productores y consumidores tienen responsabilidades compartidas. Pero esta estrategia realmente han sido tres planes, y en el posible escenario del posconflicto, tendríamos un cuarto Plan. 

En la primera etapa, ejecutada entre los años 2000 y 2006, los esfuerzos se centraron en fortalecer la interdicción de narcóticos en el Putumayo, modificar la correlación de fuerzas en Cundinamarca y Meta, departamentos donde la guerrilla venia tomando fuerza, y en proteger la infraestructura estratégica en Arauca. La segunda etapa, desarrollada entre 2007 y 2009, el Plan Colombia focalizó sus esfuerzos en las zonas en proceso de recuperación institucional, las zonas de desmovilización, las zonas de frontera y zonas de retaguardia de los grupos armados al margen de la ley. Y la última fase, denominada Iniciativa de Desarrollo Estratégico para Colombia, que se desplegó entre 2010-2015, intensificó los procesos de erradicación e interdicción y se complementaron sus líneas de trabajo con el apoyo económico y social a poblaciones vulnerables. 

Para algunos analistas, el Plan Colombia fue un negocio en el que nos metió Estados Unidos para vendernos armas…
Esa es solo una percepción de algunos, pues el Plan Colombia, además del componente militar también tuvo un creciente enfoque en ayuda humanitaria y de desarrollo. Por ejemplo, cuando arrancó, en el año 1999, de cada $100, $90 iban para gasto militar y $10 para ayuda humanitaria, eso fue cambiando año tras año, hasta el punto que desde hace cuatro años la mitad de la plata del Plan Colombia va para gasto militar y policial y la otra mitad va para ayuda humanitaria y desarrollo. 

¿A lo largo de estos 15 años cuánta plata fue para gasto militar y cuánta para ayuda humanitaria?
En total, el Plan Colombia ha recibido US$9.600 millones. Haciendo un balance desde la entrada en ejecución podemos ver que de cada $100, $70 fueron para gasto militar y $30 para ayuda humanitaria. Aunque es importante tener esta cifra clara, lo más interesante es ver cómo el destino de estos recursos ha ido cambiando. Entre 1999 y 2007, la correlación estuvo en un 20% para ayuda humanitaria y 80% para ayuda militar y policial. A partir del 2008 la correlación fue, en promedio, 40/60 y hoy en día es 50/50. 

¿Por qué apenas en la última parte del Plan Colombia se le invirtieron más recursos al tema social?
No hay que olvidar que en la década de los 90 la correlación de fuerzas entre los grupos al margen de la ley y las fuerzas del Estado estaba a favor de los grupos ilegales, no solo las guerrillas, sino también los grupos paramilitares y los ejércitos privados de los narcotraficantes. El Estado no podía entrar a algunas zonas del país, ni con programas sociales ni con armas, pero hoy la realidad es diferente. El Plan Colombia nos dio la entrada a esas zonas, primero militarmente, y con los años, con los programas de consolidación que se dedican a fortalecer los temas sociales. Pero lo importante aquí es ver que hoy la mitad de la plata va para programas sociales y que la idea es seguir aumentando el componente social, humanitario, de justicia e infraestructura en esas zonas históricamente golpeadas por el conflicto armado. 

Pasando al tema económico, ¿qué ha traído el Plan Colombia?
Indudablemente una de las ganancias para la economía colombiana tras diezmar la capacidad militar de los grupos ilegales fue que la confianza en el país mejoró y eso trajo una consecuencia positiva y fue el aumento de la inversión extranjera directa. Para hablarle de cifras, desde el año 2000 hemos tenido un crecimiento anual del 14,6% en la inversión extranjera directa, pero no ha sido lo único, en el marco del Plan Colombia se ampliaron preferencias arancelarias que permitieron un mayor acceso de los productos colombianos al mercado de Estados Unidos. Entre el año 2000 y el 2015 las exportaciones de Colombia a ese país han representado, en promedio, el 38 % del total de exportaciones. 

Uno de los objetivos del Plan es combatir el narcotráfico. Un informe reciente dijo que nuevamente habían crecido los cultivos ilícitos en el país. ¿Hay un fracaso en esa lucha?
Todo lo contrario. Uno de los componentes más importantes del Plan Colombia es la lucha contra el narcotráfico, que es el combustible del conflicto armado en los municipios. La ejecución del Plan muestra resultados contundentes: se disminuyeron a la mitad las hectáreas de coca sembradas en el país. Con las acciones de erradicación manual y aspersión se logró eliminar 2,2 millones de hectáreas en quince años. Es cierto, se presentó un aumento con respecto al último censo de Simci: pasamos de 48 mil a 69 mil hectáreas. Lo que hay que tener en cuenta es que cuando arrancó el Plan Colombia en el país había 163 mil hectáreas en el país, lo que significa que entre 2000 y 2014 se redujeron en 100 mil hectáreas los cultivos de coca. 

Se requiere seguir fortaleciendo las acciones para erradicar los cultivos ilícitos, principalmente en Nariño, Putumayo, Caquetá, Guaviare y Meta, donde se registró un aumento. En zonas como la Orinoquía, la Amazonía y la Sierra Nevada de Santa Marta, donde disminuyeron, no se puede bajar la guardia en la lucha. 

Entonces, no se puede hablar de un fracaso. El objetivo principal era atacar el narcotráfico, pues este negocio era la fuente de financiación de los grupos al margen de la ley. El éxito de la lucha antidrogas se refleja en el hecho de que los paramilitares se hayan desmovilizado, y las Farc estén sentadas en la mesa de negociaciones buscando una salida política con la firma de un acuerdo de paz para poner fin al conflicto. 

¿Cuál es el resultado más contundente contra los grupos armados al margen de la ley, entre ellos las FARC?
Entre el 2002 y 2014 la intensidad de las acciones de esos grupos disminuyó en un 66 %. Desde el 2009 las acciones han permanecido en niveles estables. El 2015 se cerró con 121 acciones. Es importante resaltar que con el fortalecimiento del combate en tierra, mar y aire de la Fuerza Pública se logró disminuir el número de hombres de las Farc. Pasaron de tener 25.000 hombres en sus filas a 6000 en 2015, es decir, 76 % menos de combatientes. Y también se redujo su presencia en el territorio nacional: hoy sólo están presentes en 103 municipios, mientras en el 2003 estaban en 555 municipios. En este periodo de tiempo fue notoria la disminución en el número de acciones en zonas urbanas del país. 

¿Cómo se ve reflejado todo eso en el mejoramiento de las condiciones de seguridad del país?
El fortalecimiento de las capacidades militares sin duda permitió mejorar las condiciones de seguridad para los colombianos, los indicadores así lo muestran: los atentados terroristas contra la infraestructura (oleoductos, torres eléctricas y vías) se redujeron en 85 %; y los secuestros pasaron de 3572 casos en el año 2000 a 210 en 2015. 

También el número de desplazados se redujo en promedio en un 12 % anual, lo que significa que hoy tenemos un 85,2 % menos de familias en esa condición que el registro presentado en el año 2000. Además ese fortalecimiento de las Fuerzas Armadas hizo que en los últimos 12 años más de 57 mil guerrilleros desertaran de esas filas para reinsertarse a la sociedad civil. 

¿Qué proyectos y programas sociales se apalancaron con el Plan Colombia?
Como una estrategia diseñada para mitigar los impactos el conflicto armado en la población vulnerable, surge la Red de Apoyo Social sustentada en tres programas: Familias en Acción, Jóvenes en Acción y Empleo en Acción, cuya ejecución se apalancó con recursos del Cooperación Internacional, Bonos para la Paz y presupuesto general de la Nación a través del Fondo de Inversiones para la Paz (FIP). Los tres programas buscaron mejoras en condiciones de salud y educación (Familias en Acción), mejoramiento en condiciones de empleabilidad (Jóvenes en Acción) y ocupación transitoria (Empleo en Acción); todas ellas con esquemas de operación de complementos al ingreso. 

Desde 2001, Familias en Acción como parte de esa estrategia se propuso mitigar los efectos de la crisis económica en la población más pobre, a través de un nuevo esquema de subsidios de salud, educación y nutrición; motivados en alguna medida por las iniciativas de reactivación económica y social del Plan Colombia en su primera fase de implementación entre 2000-2006. Este programa ha tenido continuidad en el tiempo gracias al fortalecimiento institucional del Estado colombiano, a la inyección de recursos propios, y por supuesto, a los resultados obtenidos en materia de asistencia escolar, alimentación y consumo de alimentos, controles de crecimiento y desarrollo, y disminución de trabajo infantil. 

Ahora, tras el anuncio del nuevo Paz Colombia, lo que se espera es que la mayor parte de la nueva ayuda que llegue de EE.UU. vaya con destino a programas sociales, ¿cómo se concretará eso?
Paz Colombia estará orientada a labores de inversión social para atender los retos del posconflicto, una vez se firme la paz en La Habana. Las inversiones que se hagan en el país estarán dirigidas a consolidar la seguridad y la lucha contra las drogas; promover la reintegración de los excombatientes; expandir la presencia del Estado para fortalecer el estado de derecho en las zonas afectadas por el conflicto; promover la justicia y servicios esenciales para las víctimas, y avanzar en la política de desminado en todo el territorio colombiano. 

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Salud 21/02/2024 Secretaría de Salud aumenta las medidas contra posible pico de infección respiratoria

Gerson Bermont, secretario de Salud, anunció nuevas medidas del Distrito para prevenir aumentos en las infecciones respiratorias

Hacienda 20/02/2024 MinHacienda busca recaudar $15 billones en más de 7.000 casos de litigios activos

El titular de la cartera, Ricardo Bonilla, mencionó que el objetivo de este proyecto de ley "busca agilizar lo que ya llegó a la justicia"

Laboral 21/02/2024 Ministerio de Trabajo y Rappi anuncian tarifa mínima garantizada para los repartidores

La entidad, el sindicato Unidapp y la plataforma de domicilios también trabajarán en revisar las causales para inhabilitar cuentas