lunes, 3 de abril de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Katherin Alfonso - kalfonso@larepublica.com.co

Por eso en la Asamblea Anual de Asociados de este gremio, se habló sobre la política láctea integral que se viene proponiendo desde el Consejo Nacional Lácteo, integrado por la Andi, Fedecoleche, Analac, Fedegán y Asoleche, que podría ayudar a reducir la informalidad lechera.

La política busca “la estabilidad del ganadero productor de leche a través de la garantía de compra de su cosecha y la expansión de mercados mediante la promoción del consumo de lácteos y el fomento a las exportaciones”, entre otros puntos clave para el desarrollo del sector, según Carlos Enrique Cavelier, presidente de la Junta Directiva de Asoleche. 

Además quiere que “la oferta nacional pase de la informalidad a la formalidad” como lo aseguró Carlos Estefan, gerente general de Analac, ya que de los 18 millones de litros de leche que se producen a diario, aproximadamente 50% provienen de la informalidad. Una cifra estimada porque es difícil medirla, ya que “hay que tener en cuenta lo que se consume en las fincas y no va para el consumo nacional” replicó el líder gremial. 

Aunque en Colombia la demanda láctea es 95% abastecida por la producción nacional, como lo explicó Jorge Andrés Martínez, director ejecutivo de Asoleche, en el último año se registró un importante incremento en las importaciones de 88%  y un descenso en las exportaciones de 88,6% frente a las cifras reportadas en 2015. 

La caída que no solo responde al impacto de fenómenos climáticos, sino a problemas más estructurales del sector como la brecha entre compradores formales e informales, ya que “en Colombia 50% de la producción es informal” según Martínez, y esto hace necesaria la consecución de una política integral láctea que ayude a formalizar.

Para el gremio esto podría ayudar a incrementar los volúmenes de leche como para lograr procesos de exportación, ya que según Asoleche para 2016 solo se sacaron del país 804 toneladas de productos lácteos como leche líquida y concentrada, quesos, yogurt y mantequilla, entre otros, mientras que en 2015 la cifra llegó a 7.052 toneladas. 

Sin embargo, para consolidar ese plan de acción del Consejo Nacional Lácteo, se requieren medidas complementarias como garantizar la compra de leche a los ganaderos a través de alianzas con los industriales, “un esquema técnico que permita comprar los excedentes de leche a un precio diferencial de acuerdo a los precios internacionales para que nos permita ser competitivos en mercados de exportación” como lo afirmó Martínez, y un cambio en la asistencia técnica, ya que hasta ahora se desconoce que se está haciendo en el sector. 

Este vacío también lo encuentra Reinaldo Vasquéz, gerente de Fedecoleche, ya que “la asistencia técnica debe impactar una comunidad en el campo y medir un antes y un después. No solo el cubrimiento”.

Para Estefan, también “es la única forma de poder articular la cadena productiva, mediante a la concertación y acompañamiento” porque la política también incluye la protección de los precios al productor, ya que a pesar que la norma existente define un precio base, el exceso de informalidad hace que los acopiadores paguen un menor precio a los productores que no tienen alianzas con industriales formales.  

Se espera que en el plan de acción para 2017 el Consejo Nacional Lácteo siga impulsando la necesidad de esta política sectorial que debe ser formulada por el Ministerio de Agricultura, para que a través de asistencia técnica y fomento a la formalidad se puedan comenzar a incrementar las exportaciones con un producto de calidad.

Asistencia técnica, clave para el sector

Uno de los factores que más influyen en la productividad del sector lechero es el acceso a asistencia técnica para lograr competir con la oferta de otros países. A través de equipos de fomento a la industria, se puede garantizar mejor calidad de producto ya que según Jorge Andrés Martínez, director ejecutivo de Asoleche, “la productividad en leche en Colombia es de menos de cinco litros por vaca, mientras que en Europa están produciendo más de 20 litros”. 

Las opiniones

Jorge Andrés Martínez
Director ejecutivo de Asoleche 
“En Colombia 50% de la producción es informal, si logramos alianzas y una política láctea para formalizar la producción vamos a tener suficiente volumen para exportar”.

Carlos Estefan 
Gerente general de Analac
“El consumo per cápita de leche en Colombia está entre 145 y 147 litros por año, cuando la FAO recomienda consumir 170 litros. Deberíamos producir más para lograrlo”.