.
LEGISLACIÓN La aprobación de los alcaldes cayó en medio del manejo que le han dado a la pandemia
jueves, 28 de enero de 2021

Salvo por el alcalde Pumarejo en Barranquilla, los ciudadanos reportaron mayor desaprobación de la gestión de sus alcaldes

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

Después de casi un año de que se registrara el primer caso de covid-19 en el país, la pandemia volvió a ser una prioridad en la lista de preocupaciones de los colombianos, lo que pasó factura en términos de aprobación de gestión a los mandatarios locales, a excepción del mandatario de Barranquilla.

Así lo muestra la más reciente encuesta de Invamer Gallup, en la que a la pregunta sobre cuál creen que es el principal problema del país, la cifra de colombianos que respondieron coronavirus subió de 4% a 13%. Esto, entre otras, puede obedecer al aumento de las restricciones de movilidad, nuevas cuarentenas e incertidumbre sobre la vacuna.

Llama la atención que, en medio de esa coyuntura, la aprobación sobre la manera en que el presidente Iván Duque viene desarrollando su labor tuvo un repunte, al pasar 31% a 36%. En la misma línea, la desaprobación sobre su gestión cayó de 61% a 59%.

Esa percepción, sin embargo, no se trasladó a la que tienen los ciudadanos sobre los mandatarios locales, que registraron las caídas más pronunciadas en la aprobación de su gestión, desde que tomaron posesión en el cargo, hace poco más de un año.

En el caso de Bogotá, Claudia López presentó una caída de 10 puntos porcentuales en su aprobación, al pasar de 71% en la anterior medición a 61% en la publicada ayer. El aumento en su desaprobación fue todavía más pronunciado, al subir de 24% a 37%, es decir, 13 pp.

LOS CONTRASTES

  • Carlos AriasAnalista político

    “A Claudia le costó que Bogotá tuviera que parar en el segundo pico, mientras ella se iba de vacaciones, y no hacer un plan para mitigar las afectaciones económicas”.

  • Miguel JaramilloCEO Estrategia & Comunicaciones

    “El aumento en la aprobación de Duque quiere decir que el anuncio del plan nacional de vacunación ha pesado más que las críticas por la demora del proceso”.

Un panorama similar se registró en Medellín, donde la aprobación del alcalde Daniel Quintero cayó de 67% a 55%, desde la medición que había hecho la encuestadora en octubre del año pasado. En ese orden de ideas, no sorprende que la desaprobación a su gestión haya aumentado de 27% a 42%.

En Bucaramanga, la aprobación de la gestión del alcalde Juan Carlos Cárdenas registró una leve caída de tres puntos porcentuales, pasando de 56% a 53%, mientras que su desaprobación subió solo un punto, a 39%.

Todavía más pronunciada fue la aprobación de Jorge Iván Ospina, el primer mandatario de Cali, donde seis de cada 10 ciudadanos no estuvieron de acuerdo con su gestión, en contraste con los 31% que reportaron lo mismo en octubre. Es decir, su desaprobación prácticamente se duplicó. De igual forma, la aprobación sobre el trabajo que viene haciendo cayó de 65% a 38%

La excepción a este comportamiento fue Barranquilla, donde la aprobación del alcalde Jaime Pumarejo pasó de 69% a 73%, y la desaprobación a su gestión cayó cinco puntos porcentuales, ubicándose en 24%, desde el dato anterior, que fue de 29%.