La ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, dijo que se tendrán que surtir trámites técnicos y ambientales para avanzar en el proceso

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

La ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, confirmó que ya entró en firme el Decreto 328 con el que dan los pilares y la reglamentación para que el país avance en el desarrollo de Proyectos Pilotos de Investigación Integral en Yacimientos No Convencionales (YNC).

De acuerdo con la ministra, ahora vendrá una fase de implementación técnica y ambiental, en la que se tendrán que surtir varios procesos para que se inicien los primeros pilotos de fracking.

"Lo más importante es que este Gobierno ha sido muy claro que no vamos hacer explotación comercial. Que se ha expedido un decreto de pilotos de investigación. Aquí hay oportunidad para conocer las líneas bases del subsuelo", explicó Suárez.

Y es que la expedición de dicho documento se dio luego de dos meses de trabajo con las comunidades y de recibir decenas de comentarios. Esto debido a que desde diciembre el Ministerio de Minas y Energía reveló el documento, con lo objetivo de recibir opiniones de la ciudadanía en medio de la Gran Conversación Nacional.

Tras hacer mesas técnicas, la ministra confirmó que ya quedaban en firme los lineamientos generales para desarrollar estos pilotos integrales. De hecho, en el documento se añade que las personas jurídicas que "deseen desarrollar los
Proyectos Piloto de Investigación Integral - PPII deberán solicitarlo a la Agencia Nacional de Hidrocarburos, para lo cual deberán cumplir con los requisitos que dicha agencia establezca para este propósito, acorde con la ubicación geográfica que determine el Ministerio de Minas y Energía".

A renglón seguido, añaden que "la Agencia Nacional de Hidrocarburos determinará los mecanismos contractuales o las modificaciones a los mismos, según corresponda, para el desarrollo de los mencionados proyectos".

En ese mismo documento se añade que La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, en el marco de sus competencias, deberá evaluar las solicitudes de licencia ambiental y pronunciarse sobre su otorgamiento en los plazos definidos por la normativa vigente.

“La toma de decisiones en la industria de hidrocarburos se realiza a partir de diversos cálculos y simulaciones, que producen información suficientemente precisa y aproximada a la realidad como para evaluar diferentes escenarios y definir los posibles riesgos asociados a éstos", explicó Germán Espinosa, presidente de Campetrol.

Y agregó: "Específicamente, las operaciones asociadas a yacimientos no convencionales son de mayor complejidad, por lo que se convierte en un reto importante el correcto modelado matemático de las mismas. Por esta razón, se hace necesaria la debida realización de proyectos piloto, que permitan la validación y corrección de los modelos actuales, así como la apropiada evaluación de riesgos económicos, ambientales y posibles problemas asociados al desarrollo de estos yacimientos”.

Los beneficios económicos

De acuerdo con el Marco Fiscal de Mediano Plazo, publicado el año pasado por el Ministerio de Hacienda, se estima que, en un horizonte de 30 años, los yacimientos no convencionales le aporten $324 billones al país. La razón sería debido a que con esta tecnología las reservas sumarían 23,7 años más, pues se incorporarían hasta 7.500 millones barriles de petróleo. Si bien estos cálculos son optimistas, gremios también han asegurado que se aumentaría la inversión extranjera, el monto de las regalías en las regiones y la autosuficiencia energética.