.
ECONOMÍA Huelgas y problemas ambientales pasaron cuenta de cobro a minería
jueves, 20 de junio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Entre el primer trimestre del 2012 y el mismo periodo del 2013, la minería tuvo una fuerte desaceleración. Mientras el año pasado crecía a un ritmo de dos dígitos, a marzo de este año el sector apenas logró un pobre 1,4%.

Después de la industria, el sector minero fue el que tuvo el peor desempeño en la economía.

De acuerdo con el rector de Cesa, José Manuel Restrepo, el primer factor que explica el mal desempeño del sector es toda la coyuntura del carbón a principio de año. “Yo creo que hay una razón coyuntural, que fue todo el problema con el carbón, todo lo que paso en el norte del país a principio de año con los paros en el Cerrejón y los problemas ambientales de la Drummond. Eso bajó las ventas del mineral”, indicó.

En efecto, según el Dane, la producción del carbón cayó 21,5% durante el primer trimestre. Las esmeraldas descendieron 22% y el níquel, 9,9%.

El otro factor son las trabas que se están poniendo a las licencias ambientales. “Yo creo que hay una razón adicional y es que estamos complicando mucho el proceso de las licencias ambientales. Yo creo que hay un problema estructural que nos está llevando casi a sacrificar el crecimiento de la minería formal”.

Los servicios sacaron la cara en el primer trimestre
El primer trimestre del año pintó bien para el sector servicios. Comparado con el mismo periodo del año pasado, el crecimiento de las actividades de servicios sociales, comunales y personales fue de 4,5%, cifra muy superior al de otras ramas de la economía, como el agro o la minería, que apenas alcanzaron un 2,4% y un 1,4% respectivamente.

Además, con su crecimiento del 4,5%, el sector servicios fue el segundo que más creció en la economía colombiana, superado solamente por la construcción.

Sien embargo, el rector de la Uniciencia, Diego Otero, señaló que este incremento en la actividad de los servicios es un crecimiento normal para lo que ha sido el histórico de la economía colombiana.

“La economía en Colombia ha crecido en promedio 4,3%, por eso digo que el 4,5% no es alto. Lo que pasa fue que cayeron mucho los otros sectores”.

Para Otero, el crecimiento del sector se vio movido por fenómenos como el aumento del consumo privado y el aumento en la construcción.

A pesar de que fue el segundo sector que más creció, Otero señaló que, contrario a ser bueno el comportamiento de los servicios, presentaron una desaceleración con respecto al último trimestre del año pasado.

“En el último trimestre del año pasado, el sector creció cerca del 6%. En este comienzo de año, se redujo”, concluyó.

Agro creció 2,4% jalonado por el buen comportamiento del café
La recuperación del café con un crecimiento del 18% impactó positivamente en el crecimiento del PIB sectorial que alcanzó el 2,4% en el primer trimestre del año con respecto al igual periodo de 2012. Sin incluir el grano, el comportamiento sectorial fue positivo en 1%.

“En el análisis que hemos hecho este repunte ha sido por la renovación cafetera y las campañas fitosanitarias de broca y roya que se están haciendo”, destacó Jorge Bustamante, director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

Por su parte, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Estupiñán Heredia, afirmó que aunque falta mucho para que el sector consiga el comportamiento ideal, se logró un buen resultado. “A pesar de las adversidades del clima y de otras variables que se escapan al manejo de la cartera agropecuaria como son los precios internacionales de los commodities y de la revaluación, el sector ha venido presentando unos indicadores bastantes favorables, aunque no los que esperamos”. Con respecto al trimestre inmediatamente anterior, el agro tuvo también un comportamiento positivo de 3,3%. El café alcanzó un crecimiento del 10,8% y en total el aumento del sector sin incluir café fue del 6%.

Sector financiero crece a pesar de la desaceleración
Los establecimientos financieros fueron otro de los sectores que logró tener un buen desempeño a pesar de la desaceleración de la actividad económica. Con un crecimiento del 3,4% del sector, este ocupó el tercer lugar entre los que más crecieron en la economía colombiana, superado solo por la construcción y los servicios.

De acuerdo con el director del programa de economía de la Universidad de La Sabana, Alberto Naranjo, el aumento de los establecimientos financieros fue bueno, especialmente si se compara con el resto de la economía. “El resultado es uno de los mejores de la economía, así que en la comparación, el crecimiento fue bueno. Eso implica que el sector financiero, y sobre todo el bancario, está sano, porque ha manejado bien sus indicadores, y en un tema como el del deterioro de la cartera lo ha controlado”, señaló.

Adicionalmente, Naranjo explicó que el principal motivo del buen desempeño del sector es la buena situación que atraviesa la demanda interna. “Si bien es cierto que la industria, que es uno de los principales clientes del sector financiero, no está bien, la demanda interna, aunque no está tan acelerada, mantiene a flote al sector. El empleo se ha mantenido estable, gracias a las políticas publicas, y eso hace que las personas se animen a gastar, lo que es bueno para el sector financiero”, aseguró.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Energía 30/06/2022 Precios de los cilindros de gas subirán entre 14% y 16%, a partir del viernes 1 de julio

Los costos de este combustible irán en ascenso, tras agotarse el tiempo que Ecopetrol había estipulado para aplicar este descuento

Hacienda 28/06/2022 La Guajira y San Andrés fueron los departamentos con el mayor crecimiento en el PIB

Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca concentraron la mitad del PIB nacional a precios corrientes, según reveló Juan Daniel Oviedo, director del Dane

Hacienda 28/06/2022 Comité de la Regla Fiscal asegura que el gobierno no deja "la casa en orden"

La entidad asegura que aún hay déficits generados por cuenta de la pandemia que deben ajustarse, así como la deuda por subsidio a combustibles

MÁS ECONOMÍA