La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ximena Ramírez - xramirez@larepublica.com.co

A seis días de la hora cero de la anunciada movilización agropecuaria del próximo 19 de agosto, ni el Gobierno ni los promotores del paro parecen ceder.

Una reunión que hoy se realizará en la capital del país con Dignidad Cafetera, presidida por el presidente de la Cámara de Representantes, Hernán Penagos, y la intervención del vicepresidente de la República, Angelino Garzón, con voceros del sector, podrían ser los últimos intentos del Gobierno para atajar la protesta, que según líderes de la movilización, como están las cosas hoy, no tiene reversa.

Pero, ¿qué debe pasar para que las llamadas Dignidades desistan del paro, a solo seis días de la fecha cero? Voceros de este colectivo consultados por LR manifestaron que la condición para no movilizarse es que el ministro de Agricultura, Francisco Estupiñán, se siente con la Mesa de Unidad Agropecuaria, conformada por líderes paperos, maiceros, cafeteros, cebolleros, paneleros, arroceros, lecheros, aguacateros y cacaoteros y no con cada sector como lo vienen haciendo.

El objetivo es tratar temas sensibles para el agro como el alto costo de los insumos, el crecimiento de las importaciones, el incremento del contrabando de alimentos y los precios de los combustibles. “Ya le hemos hecho la invitación al Ministro de Agricultura para que dialogue con todos y genere un compromiso con el sector”, dijo Víctor Correa de Dignidad Cafetera.

Lo cierto es que en la pasada reunión de cafeteros del 5 de agosto, el Jefe de la cartera Agropecuaria descartó de manera enfática el diálogo con representantes del sector en un mismo escenario. “Ya hemos hablado con representantes de cada uno de los sectores y así continuaremos. El Gobierno ha respondido a las peticiones de arroceros, cacaoteros, lecheros”, declaró Estupiñán.

Caso cafetero
Aunque el Gobierno ha insistido, a través de los Ministros de Agricultura y Hacienda, que se han cumplido los compromisos contemplados en el acuerdo de Pereira, los voceros de Dignidad Cafetera insisten que de los cinco puntos acordados se viene cumpliendo solo uno, el pago del auxilio al precio interno conocido como PIC, pero a medias. Inclusive ya están empezando a presionar para que se asegure en el presupuesto nacional el subsidio para el 2014, lo que le representa al Gobierno apropiar unos $900.000 millones más. Lo que se ha señalado es que el paro agrario empezaría luego de la media noche del lunes y se harían concentraciones campesinas en puntos de vías del país, una protesta social que dicen es pacífica. Aunque señalan que no se harán bloqueos tampoco garantizan que no se efectúen si pasados unos días el Gobierno no les presta atención.

Alerta sobre recorte presupuestal al agro
El senador Jorge Robledo, quien fue acusado por el Gobierno de ser promotor del paro agropecuario, volvió a arremeter en contra del equipo económico del presidente Santos. Esta vez sus críticas se centraron en el recorte en más de un 20% del presupuesto destinado al sector agropecuario en el 2014. El congresista enfatizó en que el recorte presupuestal agravaría la situación de los productores que deben competir con los enormes subsidios de potencias como Estados Unidos y la Unión Europea. “Es muy grave que en medio de una crisis agraria de enormes proporciones, el Gobierno pretenda recortar el presupuesto del agro”, señaló. Advirtió además que el presupuesto no incorpora la partida para mantener las ayudas acordadas con los cafeteros después del paro.

La opinión 

Rafael Mejía
Presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia

“Los gremios no están impulsando este tipo de protestas con situaciones de hecho. El Gobierno cometió el error de empezar a conjurar paros con plata por fuera de la gremialidad”.

Víctor Correa
Representante del Movimiento por la Dignidad Cafetera

“El Gobierno debe entender la necesidad de dialogar con todo el sector en un mismo escenario. El llamado es a que se salga un poco de la dinámica de hacer intentos por separado”.