.
ECONOMÍA

Fronteras ‘calientes’ del contrabando de pollo y huevo con Venezuela y Ecuador

viernes, 14 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Hermógenes Ardila

El contrabando de pollo y huevo que entra por las fronteras de La Guajira, Norte de Santander, Arauca y Nariño está tomando ribetes preocupantes: frentes de las Farc y las Bacrim han convertido los ‘peajes’ que cobran a comerciantes ilegales en fuentes de financiación.

En Maicao, quizás el municipio más bullicioso de Colombia y donde la noción del espacio público es una asignatura perdida, el contrabando de huevo y de pollo desafía diariamente la adversidad del clima y la debilidad de los controles aduaneros. El huevo no transita por las trochas, como muchas otras mercancías, sino que llega en camionetas Ford 350 y a través de automóviles viejos y destartalados, con vidrios polarizados, fabricados en Venezuela en los años 60 y 70, convertidos en símbolos de riqueza y prestigio.

Van mezclados con electrodomésticos, bebidas y alimentos, sin pasar, en la mayoría de los casos, por los controles sanitarios establecidos por el ICA en Paraguachón, ni por la Aduana, que están a 50 metros de Guarero, la contraparte Venezolana. En la orilla de la vía y en el andén de los organismos de migración, existe el comercio ilegal más grande de gasolina. ¡A $25.000 la pimpina!, pregonan los comerciantes informales. ¡Pero llévela a $22.000!

El pollo cumple la misma rutina del transporte normal, pero cuando los controles se intensifican, los contrabandistas acuden a las trochas, unos caminos estrechos y desérticos, hostigados por maleza y cactus. Por allí hay que pagar peaje a bandas de wayuu y a miembros de las Bacrim y frentes de las Farc, que cobran cuotas, dependiendo el costo de la mercancía y la tradición del comerciante.

En Maicao hay compradores de pollo y huevo que se encargan de distribuirlos a restaurantes, hoteles, minoristas y enviarlos a poblaciones como Riohacha, Uribia, Fonseca y San Juan, entre otras localidades del norte y sur de la Guajira. Aunque hay grandes clientes en pleno centro comercial de la ciudad, estos artículos, son vendidos por pequeños intermediarios y en los propios andenes de la población.

“El problema es que el ‘bolo’ (Bolívar) está barato y la mayor parte del producto venezolano viene subsidiado”, afirma un comerciante consultado, quien advierte que Maicao es una ciudad comercial y no de industria.

El guía que acompañó a LR en este peregrinaje señaló que uno de los grandes problemas de comprar huevos y pollo de contrabando es su calidad. Ambos productos, que son perecederos y delicados, no tienen un manejo apropiado y el consumidor se expone a virosis, intoxicaciones y a otro tipo de enfermedades, como lo advierte la médica nutricionista, Jennifer Gómez.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Energía 19/06/2024 Creg presentó un análisis de alternativas para ajuste de precio de escasez de energía

Para la Creg se debe tener en cuenta hechos como el Fenómeno de El Niño, para analizar si el precio de escasez cumple con las funciones

Economía 20/06/2024 Gremio de taxistas se unirá a las protestas del paro nacional del próximo 23 de julio

Según explicaron, los conductores rechazan las actuales condiciones de seguridad en la ciudad y la presencia de las plataformas

Ambiente 19/06/2024 La primera temporada de lluvias deja 401 municipios afectados y 700 emergencias

De acuerdo con la Unidad de Gestión de Riesgos, con corte a 15 de junio, se afectaron 29 departamentos con llegada invernal