La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ximena Ramírez - xramirez@larepublica.com.co

El presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie, denunció un “carrusel” comercial en la zona fronteriza con Venezuela, con el ganado en pie, debido a que la diferencia cambiaria además de los subsidios a algunos alimentos de la canasta familiar en el vecino país, ha favorecido la salida indiscriminada de animales , que a octubre de 2012 totalizan 198.940 cabezas de ganado. Además ha estimulado el ingreso al país de carne en canal y despostada venezolana, sin ningún control aduanero ni sanitario.

Según explicó Lafaurie mientras el tipo de cambio oficial es de 4.30 BsF/USD, en el mercado negro o "paralelo" de Venezuela, el tipo de cambio alcanza niveles de 15BsF/USD. Esta situación es aprovechada por comercializadores de ambos lados de la frontera, que compran animales en Colombia a un precio promedio de 1.58 USD/Kg y lo venden en Venezuela a precios que varían entre 1.65 USD/Kg (cuando se vende a precios regulados ) y 3.1 USD/Kg , lo que evidentemente hace que el negocio de exportación por sí solo sea rentable. Adicionalmente, el comercializador Venezolano recibe los dólares por concepto de la importación de ganado colombiano a través del CADIVI, con una tasa de cambio de 4.30 BsF/USD, los cuáles puede vender nuevamente en el mercado negro venezolano, donde se paga un tipo de cambio de 15BsF/UDS. "Se está incurriendo en una práctica que atenta contra nuestro patrimonio sanitario y genera una competencia desleal a la industria frigorífica colombiana. Comercializadores inescrupulosos adquieren carne venezolana subsidiada y vía contrabando la vendan en Colombia a precios más bajos que los ofrecidos por la industria nacional. Esta carne ingresa al país evadiendo las aduanas y los controles sanitarios", señaló el dirigente gremial. En Venezuela el precio es de 25 BsF/kg para la carne en canal, la cual a un tipo de cambio en el mercado negro, equivale a US$ 1.67/kg, que en pesos colombianos representa un valor de $3.050/kg; mientras que un Frigorífico legal en Colombia vende este mismo producto a un precio promedio de $5.500/kg. Lafaurie manifiestó que los efectos de estas prácticas comienzan a sentirse en la cadena cárnica. La salida indiscriminada de animales en pie hacia Venezuela ha ocasionado un incremento significativo en el sacrificio de hembras, que en la actualidad representa cerca del 40% del sacrificio nacional, un porcentaje que atenta contra la sostenibilidad del inventario bovino. En el eslabón frigorífico, las cifras reportadas por la Oficina de Auditoría de Fedegan indican que las plantas del Área Metropolitana de Cúcuta registran en el último trimestre una caída en el sacrificio del 40%, que está asociada a la salida ilegal de animales en pie hacia Venezuela, que luego ingresan nuevamente al país ilegalmente en forma de carne en canal y carne despostada. El dirigente indicó además que en el sector lácteo se ha evidenciado una situación similar. "Por la frontera de Arauca ingresan al país quesos fabricados con leche subsidiada en Venezuela, que luego son reempacados y comercializados en Cúcuta e incluso en Bogotá, agudizando la ya difícil situación que enfrenta el renglón por el ingreso de importaciones legales al amparo de los TLC", expresó Lafaurie. En este sentido, el gremio solicitó a Ministerio de Agricultura y la Dian, que tomen medidas urgentes que permitan frenar las prácticas ilegales que se vienen configurando en el comercio binacional con Venezuela, en especial en zonas críticas como la Guajira, Arauca y Cúcuta, regiones netamente ganaderas. "Es fundamental instalar puestos de control a lo largo de toda la frontera en los que tengan presencia permanente las autoridades sanitarias y aduaneras, lo cual debe ser combinado con operativos conjuntos en lugares estratégicos como carreteras y expendios", concluyó.