Hoy las empresas precalificadas presentarán las propuestas finales por la compañía. Tras este paso, el próximo viernes se prevé que se lleve a cabo la subasta

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Esta semana Colombia sabrá quién, o quiénes, serán los encargados de operar, administrar e invertir en el mercado eléctrico de la costa Caribe. Después de menos de un año desde que se inició el proceso, y tras cuatro aplazamientos en las fechas de subasta, hoy los inversionistas interesados pondrán sobre la mesa sus propuestas por la operación de Electricaribe. Así, finalmente, el próximo viernes se sabrá cuál será la nueva hoja de ruta de la empresa para el corto, mediano y largo plazo.

Las expectativas frente a lo que sucederá son altas. El Gobierno, los gremios y hasta las empresas son optimistas. De hecho, se prevé que los seis precalificados anteriormente entren a la puja final, en la que no solo se subastará la compañía completa, sino los dos mercados en los que se dividió: Caribe Mar, que comprende Bolívar, Sucre, Cesar y Córdoba; y Caribe Sol, que agrupa al Atlántico, Magdalena y La Guajira.

Los casi 2,7 millones de usuarios de Electricaribe, separados en 1,51 millones de Caribe Mar y 1,2 millones de Caribe Sol, estarían en la mira de EPM, Celsia, Servigenerales, Inkia Energy y Electricidad de Portugal (EDP), empresas que se ha conocido que participarán y, que estarían interesadas por quedarse con uno de los dos segmentos.

“El Gobierno ha trabajado profundamente en el tema., tanto la Superintendencia de Servicios como el Ministerio (de Energía). Se han dado los incentivos para que puedan presentarse empresas idóneas ¿Qué esperamos? Que el mercado de la región Caribe, que es un mercado importante para el país, logre una solución estructural y a largo plazo. Confiamos en que se presenten jugadores que le logren dar soluciones estructurales a ese mercado”, explicó José Camilo Manzur, presidente de Asocodis.

LOS CONTRASTES

  • Natasha AvendañoSuperintendente de Servicios Públicos

    “La Nación deja $860.000 millones contratados para infraestructura que mejorará la prestación del servicio. Se espera que la ejecución de esta inversión culmine en 2021”.

El éxito o el fracaso de esta operación, que desde ya se perfila como uno de los grandes negocios del año, dependerá, según Manzur, de las condiciones que se establezcan en la subasta final y lo atractivo que la hagan. No obstante, Alejandro Lucio Chaustre, director de Óptima Consultores, destacó que “es altamente probable que se adjudique el mercado más sexy”, es decir, Caribe Mar. Según el experto, es un segmento con alto potencial y con mejores indicadores de cartera.

Caribe Sol, por su parte, “es un mercado más enredado”, dijo. “Sin embargo, el Gobierno ha dado todas las condiciones para que la subasta final sea exitosa, y que se logren adjudicar los dos mercados”, concluyó.

Quien se quede a cargo del segmento que componen Bolívar, Sucre, Cesar y Córdoba tendrá que invertir hasta $5 billones en un plazo de 10 años. Por el otro mercado, el de Atlántico, Magdalena y La Guajira, se estiman inversiones de $3,1 billones, La cifra es menor al primero, pero, según los expertos, se requerirá una importante intervención para mejorar los indicadores de la zona.

Natasha Avendaño, superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, aseguró que el Gobierno está concentrado en el proceso de subasta de los activos. No obstante, detalló que “de no adjudicarse o adjudicarse parcialmente el mercado, la Nación seguirá garantizando la prestación del servicio de energía eléctrica en los departamentos que lo requieran”. Esto con el fin de darle las garantías a todos los usuarios, concluyó.