Las exclusiones, exenciones y tarifas diferenciales le cuestan al fisco cerca de 6,6% del PIB

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

El director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, criticó la medida que está en la reforma tributaria para realizar tres días al año sin IVA en un evento realizado por el centro de pensamiento para discutir este proyecto de ley que avanza en el Congreso de la República.

Según Mejía, es dudoso el impacto que tendrá esta decisión, teniendo en cuenta que haya análisis sobre lo poco que ha servido determinaciones como estas en Estados Unidos, pues muestra que lo que hacen las personas es sustituir las compras en el tiempo.

Mejía también hizo reparaciones a las exenciones que tendrán los pensionados de bajos ingresos a la hora de realizar sus aportes a la salud, ya que dijo que el verdadero problema del sistema está en aquellas personas que no tienen la posibilidad de jubilación.

El directivo dijo que si se contaba con un mayor espacio fiscal lo ideal era que en vez de reducir ese aporte, la estrategia debió centrarse en el 76% de los adultos mayores que no tienen acceso a la pensión.

"Con lo que cuesta hoy en día la reducción a los aportes, uno podría haber aumentado de una manera sustancial la cobertura de Colombia Mayor", dijo Mejía, quien calculó que con estos recursos el programa podría haber aumentado su cobertura de 36,2% en 2020 a 76,4% en 2023.

Sobre el paquete social dentro de la tributraia, Mejía destacó la devolución del IVA para las personas de menores tributaria,  equivalente al 20% más vulnerable de la población; y la deducción del 120% en el costo laboral de jóvenes entre 18 y 28 años contratados en su primer empleo, lo que calificó como una interesante medida contracíclica, pero que debería ser temporal.

No obstante, en su análisis recordó que las exclusiones, exenciones y tarifas diferenciales le cuestan al fisco cerca de 6,6% del PIB y benefician a las personas de más altos ingresos. Sobre el recaudo tributario, compartió la idea de que el reto está en aumentarlo para satisfacer las demandas sociales de por parte de una clase media que viene en crecimiento.

Entre las recomendaciones que entregó Mejía para el proyecto de ley está la de financiar el denominado paquete social disminuyendo las exenciones tributarias para las empresas. Según Fedesarrollo, este paquete cuesta cerca de $3 billones y la estrechez fiscal no da espacio para un impacto en el déficit fiscal.

Adicionalmente, sugirió eliminar el descuento del ICA contra el impuesto de renta, debido a que el recaudo se reducirá en 0,1% del PIB de 2020 a 2022 y en 0,5% del PIB de 2023 en adelante. Según Mejía, esto genera "incentivos perversos a nivel territorial para aumentar las tarifas".

Por último pidió, eliminar a las personas pertenecientes a la actividad 3 (servicios profesionales, de consultoría y científicos en los que predomine el factor intelectual sobre el material) del régimen simple, ya que es una medida regresiva.