Se han hecho cambios en Planeación Nacional y en las carteras de Hacienda, Interior, Comercio y Justicia. Se espera relevo en MinCultura

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

En la última semana dos fichas importantes del gobierno de Iván Duque cambiaron. Gloria Alonso se fue de la dirección del Departamento Nacional de Planeación (DNP) para formar parte del equipo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), y en su lugar fue designado Luis Alberto Rodríguez, quien hasta ahora venía desempeñándose como el viceministro Técnico de Hacienda.

Con estas dos movidas, y tras un año en la Casa de Nariño, Duque ha decidido cambiar a cinco de sus viceministros y a dos de sus ministras, si se tiene en cuenta que el cargo que ocupaba Alonso es de rango ministerial. El primer remezón en los gabinetes llegó en enero, con la salida de Andrés Pardo Amézquita del viceministerio General de Hacienda. El funcionario abandonó la cartera para sumarse al equipo privado del presidente como su asesor económico.

En su lugar llegó el abogado Juan Alberto Londoño, quien hasta ese entonces se desempeñaba como asesor del ministro Alberto Carrasquilla.
En marzo se anunció la siguiente movida en el Gobierno, cuando Juan Manuel Daza se fue del viceministerio del Relaciones Políticas en MinInterior para ocupar la curul de Samuel Hoyos en la Cámara de Representantes, con lo que el abogado Francisco José Chaux lo remplazó en abril.

Tras estas movidas, en mayo llegó la renuncia de la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, tras no lograr una reforma al sector, tras lo cual se designó a la jurista Margarita Cabello en junio como su sucesora.

A finales de mayo, en MinComercio se recibió la renuncia del viceministro de Turismo, Juan Pablo Franky, por motivos personales, y semanas después, Julián Guerrero Orozco, quien venía de ser el vicepresidente de Turismo de ProColombia, fue designado para ocupar el cargo.

Aunque aún no es un relevo oficial en el viceministerio de Economía Naranja, de MinCultura, se conoció que a David Melo se le pidió la renuncia, para que Felipe Buitrago, consejero presidencial para asuntos económicos y estratégicos, sea nombrado en el cargo. Buitrago ya postuló su currículo en el Sistema de Publicación de Hojas de Vida del Gobierno, en el que se suben los nombres y hojas de vida de ciudadanos que aspiran a ocupar altos cargos públicos, por lo que se espera pronto este nombramiento.

Carlos Arias, analista político del Externado, asegura que estos cambios son normales, y que “en el caso del Gobierno Duque es indispensable una rotación”. Arias dice que “estos cambios no solo deberían darse en cargos de segundo nivel, sino también directamente en los ministerios”, y que el próximo año vendrán más movimientos, una vez se hayan escogido alcaldes y gobernadores.

LOS CONTRASTES

  • Carlos AriasAnalista político de la Universidad Externado

    “Muy seguramente cuando terminen las elecciones de 2019, y tengamos alcaldes y gobernadores electos, se barajarán de nuevo los cargos para que en 2020 realmente haya un remezón del gobierno”.

  • Liliana GómezDirectora de la Maestría de comunicación de la Universidad Javeriana

    “Este gobierno no ha tenido un norte claro en sus proyectos y eso hace que los perfiles seleccionados en estos cargos tengan que ser cambiados muy rápidamente. Es falta de liderazgo”.

Liliana Gómez, investigadora en comunicación política y directora de la Maestría de comunicación de la Javeriana, por el contrario, manifiesta que a la hora de la ejecución de los planes que se tengan en los ministerios, sí es más grave que se mueva a un viceministro que al jefe de la cartera.

“En la ejecución es más delicado que se mueva un viceministro, porque cuando llega uno nuevo es casi necesario empezar los procesos”, explica Gómez. Durante este año, el Gobierno Duque también creó dos nuevos ministerios: el del Deporte, que encabezaría Ernesto Lucena, y el de Ciencia, que lideraría Diego Hernández.