La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Alejandra Sanchez Pedraza - msanchez@larepublica.com.co

Las empresas tendrán un alivio en el flujo de caja de alrededor de $2 billones a partir del primero de noviembre, gracias al más reciente decreto reglamentario de la Reforma Tributaria, a través del cual se reduce la retención en la fuente para compras de 3,5% a 2,5%.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo que la medida tendrá un impacto neutro en el recaudo, pero “es una buena noticia para las pequeñas y medianas empresas. Ahora una persona cuando compra un producto en el momento de hacer el pago solo tendrá que retener el 2,5%, lo que le da caja a las sociedades y les alivia su situación financiera”.

El director de la Dian, Juan Ricardo Ortega, explicó que el decreto busca evitar las engorrosas devoluciones y una gran acumulación del prepago de impuestos vía retenciones, debido a que el gravamen a la renta se redujo del 33% al 25% por la misma Reforma.

Entre tanto, el sector financiero “va a tener que retener más impuestos”, de acuerdo con Cárdenas, ya que en el decreto se establece que ahora se deberá aplicar una retención de 11% sobre todas las comisiones de personas naturales, y no solo de las jurídicas como se hace actualmente; y además, se va a cobrar una retención de 2,5% sobre los intereses.

Adicionalmente, se aumentará la retención en la fuente al sector de hidrocarburos de 1% a 1,5%.

El anuncio se hizo durante el debate de control político en la Comisión Tercera del Senado de la República sobre el resultado de la Reforma Tributaria, en donde el Ministro aseguró que aunque los datos son preliminares el número de empleados formales, uno de los objetivos del proyecto, está creciendo 5,5%, mientras que los informales están cayendo 1,7% y el cambio de tendencia se ve desde principios de año. Agregó que la reducción del déficit y el recaudo están dentro de las metas.