En las dos semanas que lleva la implementación del programa, 80% de los giros ya han sido efectuados a través de Daviplata y Fiduagraria

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

Una de las medidas sociales impulsadas por el Gobierno nacional, aprobada en diciembre de 2019 en la Ley de Crecimiento del Empleo, es la devolución del IVA a los hogares más vulnerables del país.

Aunque estaba planeado que el programa entrara a funcionar el próximo año, el Gobierno decidió, en medio de la emergencia económica, acelerar su implementación a través del Departamento Nacional de Planeación (DNP), por lo que a principios de la próxima semana se culminará la primera transferencia de $75.000 a un millón de familias.

“Desde que llegamos al Gobierno nos propusimos apostarle a la equidad como el eje central de nuestras políticas. Una de estas apuestas fue la devolución del IVA, la cual se llevaba discutiendo en el país hace más de una década. En diciembre de 2019, gracias a la aprobación de la Ley de Crecimiento y Empleo, la devolución del IVA empezó a ser una realidad. En marzo de 2020 aprobamos un Conpes 3986 para definir la hoja de ruta de la implementación y los desafíos de política del esquema en los próximos años. Teníamos pensado iniciar con 300 mil familias en el segundo semestre de 2020, pero decidimos acelerar su implementación e iniciar con 1 millón de hogares para hacer frente a la crisis actual”, explicó Luis Alberto Rodríguez, director del DNP.

El millón de hogares beneficiarios que recibirá la compensación cada dos meses, fue focalizado a partir de los programas sociales que ya tiene el Gobierno nacional en marcha; “son familias que ya reciben o han recibido giros del Estado por algún programa; esto agiliza la operación de la devolución del IVA a los hogares más vulnerables”, añadió Rodríguez. Esa facilidad se ha traducido en las cifras pues, en dos semanas de implementación, el 80 % de los giros ya ha sido efecutado a través de Daviplata, en el caso de quienes hacen parte de Familias en Acción, o a través de Fiduagraria, en el caso de los beneficiarios de Colombia Mayor.

La meta del Programa de Devolución del IVA, como estaba planteada originalmente en el Conpes, era llegar a dos millones de hogares favorecidos para 2022; sin embargo, por cuenta de la implementación acelerada, el Gobierno espera cumplirla el próximo año. El millón adicional de beneficiarios proviene “en parte de programas sociales, pero nos gustaría intentar con la nueva base de datos que hemos construido, la de ingreso solidario que, aunque ha sido cuestionada, es una puerta para llegar a colombianos vulnerables que actualmente no están en la base de datos de ningún programa. Usando varias fuentes de información iremos focalizando ”, agregó el director del DNP, quien espera dejar al final de este Gobierno otro Conpes para que el programa continúe más allá del mandato del presidente Iván Duque, y se convierta así en una política de Estado que contribuya a crear una estructura tributaria más justa y equitativa.

La devolución del IVA tendrá tres implicaciones en el largo plazo: “en primer lugar, corrige la injusticia de un impuesto, puntualmente la de cobrar el IVA por igual a las familias pobres y no pobres. En segundo lugar, este programa permite demostrar que en Colombia sí se puede hacer política social y tributaria, donde tenemos un rezago notorio porque acá la política fiscal no mueve el coeficiente de Gini; con esto buscamos justamente mover esa aguja. Finalmente, esto también es la muestra de que el Estado sí puede hacer cosas ágiles. Expreso mi reconocimiento a las personas que han trabajado en entidades técnicas del Estado durante años, y han hecho posible que hoy logremos sacar adelante este programa que antes eran considerado imposible”, concluyó Luis Alberto Rodríguez.