Se recibieron ofertas por más de US$9.700 millones

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

El presidente Iván Duque dio a conocer que los bonos de deuda externa emitidos por Colombia la semana pasada tuvieron la mayor demanda en la historia del país, pues se registraron ofertas por más de US$9.700 millones.

“Muestra la gran confianza que hay sobre las políticas de recuperación y reactivación económica, y que existe un gran espacio de confianza en la comunidad inversionista internacional por nuestro país. Creo que es una operación impecable que libera recursos para la inversión y que esos recursos deben traducirse en el impacto en el desarrollo que queremos ver en las áreas de mayor beneficio social y en las regiones más necesitadas del país”, dijo.

El Gobierno ofreció bonos en el mercado internacional con vencimiento en 2029 por US$1.500 millones y reabrió un bono global con maduración en 2045, con el que obtuvo US$500 millones de dólares adicionales.

Vale la pena mencionar que el bono global con vencimiento en marzo del 2029 se emitió con un cupón de 4,50% y una tasa de 4,578%.

Al mismo tiempo, con parte de los recursos que obtuvo de una colocación de deuda externa, recompró por US$ 1.000 millones bonos con vencimiento en marzo de 2019. Esta acción se habría realizado con el fin de suavizar el perfil de vencimientos, reducir los riesgos de financiación y aprovechar sus condiciones favorables.

Los agentes colocadores de la emisión de bonos fueron Citigroup Global Markets Inc., Credit Suisse y J.P. Morgan Securities.

De acuerdo con los analistas, los bonos se emitieron por dos razones. La primera de ellas es que es una operación de prefinanciamiento para el próximo año, y la segunda es porque el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, ha manifestado en varias oportunidades que el país afronta muchos problemas para financiar el presupuesto de gastos de 2019.

Como informó Reuters “el marco fiscal de mediano plazo establece que Colombia emitirá deuda por el equivalente a US$20.600 millones entre bonos externos y títulos locales durante 2019, un monto superior al de este año”.

Ante la dificultad fiscal que atraviesa el país, no solo se colocaron estos bonos, sino que Carrasquilla también propuso posponer pagos de deuda pública por cerca de $14,5 billones. Sin embargo, vale la pena mencionar que el alza de los precios del petróleo y las regalías producto de esta industria adicionarían recursos adicionales para el presupuesto del próximo año.

Se realizó operación de deuda interna
Por medio del intercambio de títulos TES a tasa fija en pesos y en UVR con vencimiento en 2018 y 2019 por nuevos títulos TES a tasa fija en pesos y en UVR con maduración en 2023, 2025, 2027, 2028, 2032 y 2035, el Ministerio de Hacienda realizó una operación de manejo de deuda por $12,3 billones. Se mejoró el perfil de deuda de la Nación al suavizar el perfil de vencimientos de los próximos dos años, con lo que se redujeron las amortizaciones de 2018 en $6,5 billones y las de 2019 en $5,8 billones.