martes, 11 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

Durante el segundo debate de la Reforma Tributaria, en la Cámara de Representantes, algunos congresistas manifestaron su interés de aplazar la discusión para poder analizar el articulado con más profundidad y no hacerlo al 'pupitrazo'.

El primero en proponer que el proyecto no se votara fue el representante por el departamento de Boyacá, Humphrey Roa Sarmiento, quien argumentó que en cumplimiento de su responsabilidad no podía opinar respecto a un articulado que no había terminado de leer. Además, resaltó que no iba a aceptar culpas en caso de que se aprobara sin haberla evaluado lo suficiente.
 
Por su parte, la representante Alba Luz Pinilla de Bogotá y Juan Carlos Salazar, se adhirieron a su propuesta.
 
Lo anterior implicaría que la plenaria de la Cámara iría a sesiones extraordinarias para debatir la reforma artículo por artículo. 
 
Se revive el impoconsumo para los restaurantes
 
Después de varias discusiones y por petición de los restaurantes, se revivió el impuesto al consumo en la reforma tributaria.
 
Este tributo del 8% lo pagarían los no franquiciados, mientras que las franquicias como McDonalds, Papa John?s y Subway seguirían con el IVA del 16%. Aquellos que facturen menos de $105 millones al año, es decir, que estén dentro del régimen simplificado, no pagarán el tributo como hoy en día.
 
El impuesto al consumo del 8% para restaurantes vuelve y juega dentro del texto de ponencia para el último debate en Plenaria de Senado y Cámara de Representantes. Éste había sido descartado en el primer debate del proyecto de ley. Sin embargo, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, explicó que por solicitud del conjunto de restaurantes se mantuvo el gravamen.
 
El funcionario recalcó que los 'corrientazos' no pagarán impuesto, tal como sucede actualmente. El impoconsumo se revive con el fin de facilitarle la vida a los restaurantes medianos que no pertenecen a las grandes cadenas franquiciadas.
 
El proyecto de ley tendrá su votación mañana con 192 artículos, es decir, 21 más que los que fueron aprobados en el primer debate de las comisiones económicas conjuntas.
 
Entre los ajustes que se hicieron está la disminución de las tarifas del Impuesto Mínimo Alternativo (Iman), el sistema de determinación de la renta para personas naturales que se crea con la reforma. Según Cárdenas, de los 23 millones de colombianos económicamente activos, 130.000, menos del 1%, van a tener que pagar más el impuesto de renta. Los ganadores serán quienes tengan ingresos brutos mensuales inferiores a los $3,7 millones, ya que estarán exentos del impuesto de renta ni tendrán retenciones.
 
La clase media, que según Cárdenas está entre los rangos de $3,7 millones y $8 millones, se les bajará las tarifas, las cuales hoy en día son más altas que de las personas con mayores ingresos por cuenta de las retenciones en la fuente. La reforma tributaria entra a su último debate con 113 proposiciones que fueron derrotadas en la primera discusión pero quedaron como constancia para su último round. Entre esas está la propuesta de quitarle un punto del aporte sobre la nómina destinado al pago de las cajas de compensación para girarlo a las universidades públicas.
 
El ministro de Trabajo, Rafael Pardo, le solicitó al Congreso no aprobar dicha proposición ya que ésta representa un recorte del 25% de los subsidios de los trabajadores afiliados. Cárdenas afirmó que las proposiciones que no estuvieran en la ponencia no cuentan con el aval del Gobierno.