La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Jhon Guzmán Pinilla - jguzman@larepublica.com.co

Con el nuevo panorama que se plantea quedarían 327 centros de acopio, de los cuales 229 serían para producción nacional y 98 para autoconsumo, que  funcionarán en los municipios apartados y de difícil acceso, de acuerdo con la información reportada por el Instituto de Control y Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima).

Para los expertos, el Gobierno se demoró en poner en funcionamiento el Decreto y, en algunos casos, puso en riesgo la salud de la población. Según Carolina Lorduy, directora de la Cámara de Alimentos de la Andi, “Colombia estaba en mora de implementar una reglamentación a las plantas de sacrificio animal (...) ya era hora de hacer cumplir las normas por la salud de los colombianos”.

En términos generales, en bovinos quedarían en servicio de la población colombiana 155 frigoríficos, de los cuales 116 serían considerados como grandes plantas de sacrificio animal (de mercado nacional), mientras que 39 serían destinadas para autoconsumo.

Laureano Gómez, representante del Comité Ganadero de Yopal, dijo que “estamos preocupados por las plantas que dejarían de funcionar y los municipios en los que no se registraría sacrificio de ganado”.

En cuanto al sector de porcinos las cifras con las que cuenta el Invima señalan que con la entrada del Decreto serían 67 mataderos los que funcionarían en todo el país. De este total, 56 tendrían la capacidad de ser catalogados de nivel nacional y 11 podrían ser autosuficientes.

Carlos Maya, presidente de  Asoporcicultores, comentó que “el consumidor actual está mucho más informado y es cada vez más exigente, ya no basta con ofrecer productos de calidad, se exige inocuidad, y esto se logra estandarizando los procesos a lo largo de la cadena, como lo exigen las normas, entre ellas el Decreto 1500 de 2007”. 

En cuanto a las aves, quedarían abiertas 105 plantas, distribuidas en 57 de gran producción y 48 frigoríficos destinados para el autoconsumo. Andrés Valencia, presidente ejecutivo de Fenavi dio a conocer que “se esperan buenas prácticas y un mercado moderno y formalizado con el que se pueda competir internacionalmente”.

Las cifras departamentales

De acuerdo con los datos reportados por cada uno de los departamentos, el territorio que en estos momentos tiene más plantas (contando las que se van a cerrar) es Antioquia con 112. Allí se pueden llegar a sacrificar más de 549.144 animales al año.

Santander cuenta con 77 mataderos y el promedio de sacrificio que tiene anualmente es de 236.880 animales.

Por su parte, Cundinamarca participa en el mercado de la carne con 51 plantas (sin contar Bogotá), por donde pasan 254.832 animales en todo el año. 

La capital del país, que no está entre los cinco grandes jugadores, cuenta con solo 26 plantas, pero tiene un alto número de animales sacrificados: 731.520 anuales.

Las opiniones

Andrés Valencia 
Presidente de Fenavi
“Con la medida se esperan buenas prácticas y un mercado moderno y formalizado con el que se pueda competir internacionalmente en el mercado de la carne”.

Carlos Maya
Presidente de Asoporcicultores
“El Decreto surge como respuesta a la necesidad de actualizar la normatividad relacionada con el aseguramiento de la inocuidad desde la granja hasta la mesa”.