miércoles, 30 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

Con la evacuación sorpresiva de 45 familias residentes en dos torres de 19 pisos y 116 apartamentos de Continental Towers, Lérida Constructora de Obras S.A (Lérida CDO) y su propietario Álvaro Villegas Moreno, quien fue gobernador de Antioquia y alcalde de Medellín, reciben el segundo gran golpe a su reputación en menos de un mes.

El afamado empresario parecía tener margen de maniobra con el primer impacto que se presentó el pasado 12 de octubre, cuando la torre número seis del conjunto residencial Space se desplomó, dejando a 11 personas muertas y desatando una avalancha de cuestionamientos e investigaciones contra la constructora.

Sin embargo, esta semana en un comunicado, la empresa informó que “a pesar de la afirmación del calculista del Edificio Continental Towers, quien entregó un parte de tranquilidad sobre sus diseños, la constructora ha decidido realizar una verificación técnica detallada del proyecto”. Por ello, se reubicó de manera preventiva y temporal a los habitantes del edificio, despertando todo tipo de inquietudes entre los demás clientes de los proyectos de la constructora en Antioquia, que completa 11 edificios en venta, 99 ya entregados y cuatro en ejecución.

Mientras la Superintendencia de Industria y Comercio inició un proceso de investigación de la empresa para indagar las causas del fenómeno y presuntas violaciones a los derechos de los consumidores, el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao señaló que se busca la creación de una superintendencia delegada para la protección de los consumidores y la vigilancia de la calidad de las edificaciones.

Aunque son seis las firmas constructoras que están siendo investigadas por la SIC, el caso de Lérida CDO llama la atención por su gran trayectoria en el sector. En 52 años de operación la empresa ha construido 31.396 unidades de vivienda, en 99 proyectos ubicados principalmente en Antioquia.

Pero la caída de Space no solo afectó a la constructora, pues la reputación de Villegas Moreno también se ha visto empañada, pues tras el derrumbe renunció de forma irrevocable a la presidencia de la Sociedad Antioqueña de Ingenieros.

De acuerdo con Fanny Himmelstern, especialista en estrategias corporativas y comunicación, cuando una empresa que se ha ocupado durante años en consolidarse y pasa por una situación de este tipo, donde hay vidas humanas perdidas, la reputación se destruye y es muy difícil volver a ganarla.

“Sí existen casos concretos donde la reputación de la compañía se ha perdido y se ha vuelto a recuperar, como IBM que en un momento dado la perdió y encontró nuevos valores agregados que podían fortalecer, pero fue un proceso de muchos años”.

Himmelstern agregó que para desarrollar estrategias que ayuden a recuperar la reputación se tendrían que hacer inversiones muy altas y de largo plazo.

De acuerdo con los balances de la compañía, Lérida CDO contaba con un pasivo superior a $10.000 millones al cierre de 2012 y subió más de 33,6% frente al cierre de 2011, cuando el pasivo ascendía a $7.740.

Adicionalmente, las ganancias de la firma se vieron reducidas en 86,8% entre 2009 y 2012. Mientras los resultados del ejercicio registrados en el cierre de 2009 ascendieron a $87 millones, el año pasado fueron de $53 millones.

Sin embargo, la firma ha mantenido su activo estable, pues en 2008 era de $13.312 millones y en 2012 cerró en $12.529 millones.

A la compañía también le esperan mayores gastos debido a que, según la Alcaldía de Medellín es la administración municipal junto al Gobierno Nacional quienes han asumido los gastos de maquinaria para la remoción de escombros, operativos y equipos especiales de rescate, además de la atención a las familias, lo que supera $1.000 millones.

Las opiniones

Pablo Villegas
Gerente de CDO

“Desde la constructora hemos decidido realizar esta labor de reubicación preventiva, pues tenemos todo el ánimo de evitar nuevos sucesos”.

Fanny Himmelstern
Especialista en Estrategias Corporativas y Comunicación

“Es más complicado y más delicado en este caso porque estamos hablando de vidas humanas, por lo que es más difícil desarrollar estrategias para recuperar la reputación”.