Un estudio de la entidad detalló que habrá afectaciones en las ventas de inmuebles nuevos y usados y en seguros de arriendo

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

De acuerdo con un estudio de la Cámara de la Propiedad Raíz, en Colombia el sector inmobiliario venía con buena dinámica durante 2019 y a comienzos de 2020, por lo que se esperaba un aumento en las ventas de vivienda usada, y a su vez un buen comportamiento para los arrendamientos en estratos medio y alto, tanto en Bogotá como en otras ciudades.

Sin embargo, con la llegada del primer caso de Covid-19 en el país, y su rápida expansión, la perspectiva cambió, según Oscar Borrero Ocha, experto inmobiliario quien preparó el estudio, el impacto se sentirá en todos los ámbitos, por ejemplo, en materia de arriendo, el experto señala que habrá dificultad de pago en personas que pierdan el empleo va a generar mora en el cumplimiento de los cánones mensuales; morosidad por parte de personas independientes y con trabajo informal; habrá impacto en las afianzadoras y aseguradoras de arrendamientos; devolución de locales comerciales y oficinas por culpa de la cuarentena y crisis especial en locales de bares, restaurantes, agencias de turismo y en general todos los negocios que estarán cerrados por 3 o mas meses.

Según el estudio, el impacto también se sentirá en los arriendos de inmuebles comerciales, específicamente en los locales comerciales donde más impacto negativo hay como bares, restaurantes, agencias de viajes, entre otros, según el documento una de las consecuencias es que los inquilinos de estos locales están planteando la fuerza mayor y la teoría de la imprevisión por para devolver los locales sin pago alguno de multas o condonación de arrendamientos por varios meses por imposibilidad de usarlos.

Por lo que, esto podría afectar a los seguros de arriendo y fianzas que no van a poder responder por los canones de arriendo también por fuerza mayor, el efecto también se sentirá en los fondos inmobiliarios y las inversiones en grandes proyectos urbanos.

Para la venta de inmuebles usados, el experto señala que durante este año se va a paralizar la venta de vivienda nueva y usada de estrato medio y alto. y afirmó que la VIS continuara siendo demandada porque depende de los subsidios del gobierno y Cajas de Compensación. No obstante, el estudio resalta que podría haber recuperación dependiendo la profundidad de la crisis. Además, resaltó que los precios pueden bajar y es previsible una desvalorización a corto plazo, por lo tanto Borrero recomienda que para propietarios no es momento de vender, y a inversionistas que es momento de comprar a buen precio, y que estén dispuestos a esperar una recuperación en los próximos dos años.

Para la venta de inmuebles nuevos, el estudio es claro en que no se espera reducción en venta de VIS mientras haya subsidios, y resalta que este tipo de ventas será el que siga jalonando la economía urbana. Así mismo, Borrero resalta que "en la presente crisis de 2020 se debe proponer de nuevo un estímulo a la construcción de VIS con mayores subsidios y a la compra de vivienda media con subsidio a la tasa de interés como se hizo en el año 2009 y 2015", dijo.