Se han presentado inundaciones y deslizamientos en diferentes carreteras del país en los que las autoridades se encuentran trabajando

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

La temporada de lluvias ha causado graves estragos en las regiones del país, lo que ha obligado al Gobierno Nacional y las autoridades correspondientes a efectuar acciones para atender la emergencia.

El viernes, se presentó un deslizamiento en el sector de Uramita-Dabeib, entre la vereda Mohán y Botónen, el que tres personas resultaron muertas y más de 16 se encuentran desaparecidas.

Al respecto, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y y la Concesión
Autopistas Urabá del proyecto Mar 2, se desplazaron al lugar del incidente y reportaron que hubo pérdida de banca total, con lo que la vía estará cerrada durante el puente festivo.

En el sector de la emergencia hay tres cargadores frontales y tres volquetas que realizarán la limpieza de la vía, además de personal de mantenimiento que continuarán con las labores para recuperar el tramo.

Tormenta Iota en Cartagena

El panorama también es preocupante en Cartagena, en donde las autoridades decretaron calamidad pública por las emergencias ocasionadas con la llegada de la tormenta Iota a la ciudad.

Por ahora, según reportes de la oficina de Gestión del Riesgo el 70% de la ciudad está afectada por las fuertes lluvias que se han presentado en los últimos días. Se han presentado deslizamientos de tierra, inundaciones, árboles caídos y algunas zonas han sido declaradas de alto riesgo.

“Esta medida permitirá la creación de un Plan de Acción específico para la atención inmediata de la emergencia, en conjunto con dependencias del orden departamental, municipal y nacional, así como por las entidades del sector privado”, comentó el alcalde de Cartagena, William Dau.

Acciones del Gobierno Nacional

Frente a los hechos y la precipitación en las lluvias, el Gobierno Nacional, por medio del Ministerio de Transporte y el Instituto Nacional de Vías (Invías) se han presentado en las diferentes zonas afectadas.

Actualmente, el Invías atiende deslizamientos en las vías Sogamoso - El Crucero - Aguazul, entre Casanare y Boyacá; Quibdó - Mansa, Chocó y la vía Santuario - Caño Alegre en la autopista Medellín - Bogotá, que se encuentran con cierres totales o parciales.

"Estas emergencias están siendo atendidas con toda nuestra capacidad técnica y operativa para lograr restablecer el tránsito seguro por estos dos corredores viales que se han visto afectados por la segunda temporada de lluvias que vive el país. Para esto se ha dispuesto de 118 personas y de 41 máquinas, entre retroexcavadoras, cargadores y volquetas, para atender estas emergencias", comentó el director técnico de Invías, Guillermo Toro Acuña.

El funcionario también comentó que en las demás regiones del país la entidad cuenta con más de 3.600 colaboradores entre ingenieros, técnicos y operarios, que están a disposición de los ciudadanos para atender cualquier emergencia que dificulte la movilidad vial.