.
CONSUMO Mitos y verdades de los alimentos transgénicos
sábado, 6 de agosto de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Jhon Guzmán Pinilla - jguzman@larepublica.com.co

Para detallar cada uno de los problemas y facultades que tienen estos alimentos y cultivos, LR decidió investigar los mitos y verdades que están alrededor de estos productos.

Primero, vale la pena aclarar que la forma correcta de referirse es alimentos genéticamente modificados y su definición, planteada por Greenpeace “es un ser vivo creado artificialmente con una técnica que permite insertar a una planta o a un animal genes de virus, bacterias, vegetales, animales e incluso de humanos”.

En el mundo hay 179,7 millones de hectáreas sembradas con algunos cultivos como maíz, algodón, soya y otros más, según información del Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Agrobiotecnológicas (Isaaa).

En Colombia, durante 2015 se cultivaron 101.118 hectáreas, en donde 85.000 fueron de maíz y 15.000 de estas eran de algodón.

María Andrea Uscátegui, directora ejecutiva de la Asociación de Biotecnología Vegetal Agrícola (Agro-Bio), dijo que  estos artículos vienen ganado espacio en el mercado. También afirmó que no hay ninguna diferencia entre los alimentos convencionales y los genéticamente modificados, “son iguales”, dijo.

Y es que precisamente uno de los mitos que se ha creado alrededor de estos cultivos es que por ser genéticamente modificados en una de sus células, su sabor, olor y la misma composición del producto es diferente. En este punto los expertos dicen que todos los alimentos han sido modificados desde que el hombre comenzó a recolectarlos.

El uso del agua y combatir la falta de alimentos, son otros de los  aspectos en el debate.  Estudios determinan que con ellos se puede ahorrar el recurso hídrico y ante la falta de alimentos que anuncia la FAO, los transgénicos son una solución viable.

Uno de los ejes que más polémica ha generado es el de generación de posibles enfermedades. Allí hay varias opiniones, pero hasta el momento no hay un estudio certero que establezca que los transgénicos producen enfermedades en el organismo debido a su modificación.

En cuanto al agricultor, se ha dicho que los alimentos transgénicos son viables a nivel económico para los agricultores, pero sobre ese punto hay opiniones divididas.

Según un estudio de Agro-Bio presentado en el Congreso Agrario, 77% de los agricultores de maíz afirmó que compensa pagar más por la semilla con tecnología. 

Por su parte, Henry Vanegas Angarita, presidente de Fenalce, afirmó que los transgénicos hay que mirarlos con detalle y establecer si en verdad se pueden generar beneficios. 

“Hasta el momento, estos alimentos tienen el mismo rendimiento que los cultivos de maíz convencionales, no hay algo que demuestre lo contrario”, explicó el presidente.

La opinión

María Andrea Uscátegui
Directora ejecutiva de Agro-Bio
“Llevamos 20 años consumiendo estos alimentos, porque importamos soya y maíz de Estados Unidos, Brasil y Argentina”.