.
TURISMO El turismo a otro nivel
sábado, 2 de diciembre de 2017

La construcción de hoteles es de talla mundial

Juan Carlos Galindo

Estamos terminando un año que nos puso retos difíciles al sector turismo en general, pero que gracias al trabajo que venimos realizando, vamos a superar nuestras metas exitosamente.

Recibimos diciembre con buenas noticias para el sector como es el lanzamiento de la campaña para incentivar el turismo de fin de año, bajo el slogan: “Es el momento para Colombia...Seguro te va a encantar”, con lo cual se demuestra el interés que tiene el Estado por apoyar la industria que se convirtió en el segundo generador de divisas para el país y que sin duda será protagonista de la economía en la próxima década. La paz nos hizo visibles como destino turístico a nivel mundial y nos permitió descubrir lugares paradisíacos que ahora podemos visitar y promover con orgullo.

Tenemos destinos maravillosos, como selvas, llanuras, costas, playas, diversidad de climas, ríos de colores y gente amable y alegre que son la base sobre la cual debemos construir un modelo de desarrollo de turismo incluyente, organizado, y de alta calidad que nos permita aprovechar la coyuntura positiva que estamos viviendo, gracias a la paz, a la devaluación de la moneda y a la situación de seguridad en Europa y en algunos de los destinos mundiales más demandados en el pasado reciente. Tenemos a los astros alineados y ahora solo nos falta alinear al Gobierno y al sector privado, para que podamos capitalizar el interés que el turismo mundial tiene hoy por Colombia. Necesitamos seguir mejorando la infraestructura de transporte aéreo y terrestre, necesitamos trabajar a nivel local con las regiones para crear un producto turístico estructurado y de alta calidad, que le permita al turista tanto nacional como internacional conocer y disfrutar nuestros maravillosos destinos con tranquilidad y confianza, en donde se ofrezcan diferentes opciones, planes variados, toures interesantes y para todos los gustos, edades y perfiles.

Tenemos ya un ejemplo en La Macarena de un modelo de desarrollo de producto turístico organizado y de calidad que vale la pena replicar inclusive en destinos ya posicionados como Cartagena o Santa Marta. No podemos perder esta oportunidad. Sin que se hubiera planeado se han venido dando pasos importantes para el desarrollo del sector, como fue el beneficio tributario para la construcción y remodelación de hoteles que inició en 2002, seguido por un mejoramiento general de los aeropuertos, un incremento de aerolíneas internacionales, y la firma de la paz. Hoy en día además de lo que ya se ha hecho tenemos en construcción grandes hoteles de talla mundial como lo que estamos haciendo en San Andrés, con lo cual vamos a poder atraer al mercado mundial que antes no nos miraba.

Hoy contamos con una infraestructura hotelera moderna, variada y de muy alto nivel, lista para recibir el doble y en algunas ciudades el triple de los viajeros que están llegando hoy a nuestro país, por lo cual debemos enfocar todos nuestros esfuerzos, sin duda en promover toda la riqueza turística de Colombia, tanto local como internacionalmente, pero sobre todo en prepararnos para recibir a un viajero cada vez más sofisticado y exigente, al cual le debemos asegurar una experiencia única e inolvidable para que sea ese viajero, el que con la narración de su experiencia se convierta en nuestro principal promotor.

Cerramos un año difícil, que afrontamos con optimismo y en nuestro caso con un crecimiento en ventas de más de 15%. Seguimos viendo un crecimiento sostenido de la llegada de viajeros internacionales tanto para el mercado corporativo como para el vacacional y un interés creciente de Colombia como destino, de quienes mueven el turismo mundial. Somos un país autocrítico y eso es bueno, porque nos impulsa a mejorar cada día, pero es el momento de enfocarnos en todo lo bueno que nos está pasando, y en comunicarlo al mundo. Como colombianos tenemos la obligación y la responsabilidad unirnos para replicar una imagen positiva y prepararnos para enfrentar el turismo a otro nivel.