Una de esas tendencias que identificó la agencia Wavemaker fue que una personas puede gastar hasta 23 días en la elección de su anillo de compromiso

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co

Wavemaker, agencia de planificación estratégica de medios, realizó un estudio en el que encontró algunas características que están moviendo a las personas al momento de realizar sus compras relacionadas con sus parejas.

Una de esas tendencias que identificó la agencia fue que una personas puede gastar hasta 23 días en la elección de su anillo de compromiso.

Vale resaltar que, la mayoría de las veces, el anillo se entrega después de un período considerable de reflexión. Esta es, por supuesto, una de las compras más importantes que las personas hacen en sus vidas, por lo que la experiencia del consumidor en ese proceso es diferente que el resto.

Para empezar, la fase de consideración es mucho más larga que la típica que se presenta con la mayoría de otros productos. Tomar la decisión sobre qué anillo comprar lleva en promedio más de tres semanas, lo cual es casi ocho veces mayor que los tres días dedicados a la decisión de compra de fragancias masculinas y femeninas, según la investigación de Wavemaker.

Probablemente, lo anterior se deba a que se requiere una gran cantidad de conocimiento específico al comprar un anillo de compromiso y, generalmente, este proceso no lo hace la gente por si sola. Se consulta con otras personas, y a algún amigo o familiar cercano, antes de realizar la compra.

En ese afán de buscar opiniones de terceros que faciliten la toma decisión, actualmente se viene posicionando algo que podría ser denominado el comercio electrónico social, un espacio de conversaciones y asesoría en vivo en sitios web y aplicaciones que están configuradas para cambiar radicalmente la forma en que se hacen las compras.