miércoles, 18 de diciembre de 2019

La promesa de un día de entrega está tomando mayor relevancia en plataformas de E-Commerce como Amazon

Steve Sasse

¿Qué tan importante es la promesa de entrega de un día en esta temporada navideña? Para empresas como Amazon o Mercado Libre puede significar millones de paquetes más entregados a sus clientes y un gran aumento en sus ingresos. Según eMarketer, las ventas directas de productos comprados en Amazon se dispararon de 9,5% en el primer trimestre de 2019 a 20,6% en el tercer trimestre de este año, principalmente por el beneficio de entrega de un día para millones de clientes de Amazon Prime. Otros minoristas como Walmart y Target están haciendo lo mismo con los servicios de entrega al día siguiente para clientes en línea, por lo que la carrera está en marcha para ver quién puede ofrecerle sus paquetes navideños de una forma más rápida.

Las empresas de transporte y logística están experimentando una transformación digital masiva para garantizar que los minoristas puedan administrar con éxito sus cadenas de suministro y llevar los productos más rápido que nadie.

Las tecnologías digitales que están a la vanguardia de esta transformación incluyen tecnologías emergentes como Internet de las cosas (IoT), dispositivos integrados en GPS y cámaras de reconocimiento de logotipos, combinadas con inteligencia artificial (IA), que calculan las rutas de entrega más rápidas, seguras y rentables, ayudan a minimizar la congestión del tráfico comercial y así evitan los retrasos innecesarios en el envío.

También, las ciudades inteligentes e implementación de automatización, los robots, los camiones autónomos sin conductor y los drones agilizan el cumplimiento y la entrega de los pedidos. A su vez, los libros de contabilidad distribuidos de blockchain aseguran la validez, precisión y puntualidad.

Toda esta innovación requerirá una plataforma de interconexión que pueda integrar estas tecnologías digitales con sistemas heredados y ecosistemas de la cadena de suministro para una mayor capacidad de respuesta, eficiencia de costos y toma de decisiones en tiempo real basada en datos.

Conectando ecosistemas

Como el comercio y el envío son motores esenciales de la economía global, los procesos logísticos de transporte y los ecosistemas de la cadena de suministro que los sustentan se han vuelto indispensables. La información de entrega sobre los bienes que van a los clientes debe coordinarse para que funcione el flujo global de productos y servicios. Todo esto depende de la logística de transporte integrada y los ecosistemas de la cadena de suministro, desde la recepción de la materia prima hasta la entrega del producto final. Y con la disponibilidad, visibilidad y velocidad de entrega que los minoristas como Amazon han condicionado a los consumidores a esperar, las empresas de transporte y logística se ven obligadas a racionalizar los procesos para entregar productos más rápido que nunca.

La naturaleza bajo demanda de este sector requiere que estas compañías sean las empresas más interconectadas del mundo, con conectividad en tiempo real a sus ecosistemas externos. De hecho, el tercer Índice Anual de Interconexión Global (GXI), un estudio de Equinix, predice que la interconexión privada entre empresas y socios de la cadena de suministro crecerá anualmente 77% entre 2018 y 2022.

Estas empresas necesitan interconectarse con miles de centros de datos de TI distribuidos, oficinas y empleados, almacenes de mercancías y flotas de vehículos (más si operan a nivel global). También requieren acceso en tiempo real a grandes SCM, big data, análisis, inteligencia empresarial y sistemas IoT. Y todo esto debe gestionarse en un entorno de TI híbrido de centros de datos locales y de colocación y, cada vez más, nubes.