.
ARCHIVO “San Isidro es un criadero de caballos de salto ´boutique´ “
martes, 28 de enero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

La producción de caballos para equitación es una nueva modalidad de negocio que aún espera llegar a su auge de la mano de la diversificación y popularización del deporte en el país. 

Aurelio Piedrahita Correa, propietario del criadero Haras San Isidro, ubicado en La Ceja, Antioquia, es hoy uno de los protagonistas de esta actividad y ya se destaca por un valor agregado: la cría ‘boutique’.

Si bien se dedica al negocio hace 40 años, fue apenas en 2008 cuando importó los primeros ejemplares (tres yeguas de Francia) para desarrollar sus propios caballos de calidad internacional, una labor titánica que por estos días dará sus primeros frutos.

¿Cuál es el proceso para lograr un ejemplar de salto?
De esa importación sacamos crías y comenzamos a mezclar, no puedo decir exactamente lo que nos costaron pero fue un infierno de plata. Pasan varios años antes de conseguir los mejores ejemplares, lleva un tiempo que los animales se adapten al ambiente.

¿Cómo se seleccionan los padres?
Desde el principio se hace una valorización de los padres, se prefiere cuando han sido campeones de competencias de alto nivel. Además, se mira la genealogía del caballo.

¿En qué condiciones crecen?
Tenemos tres veterinarios para verificar la calidad del caballo importado, hacerle seguimiento al desarrollo de los potros y corregir los errores. El nuestro es un criadero ‘boutique’ porque además se hacen análisis de calidad del pasto con que se alimentan, también se les dan suplementos vitamínicos y soya.

¿A partir de qué momento el caballo puede comenzar a competir?
Primero se mira que el caballo trote fluido y bonito. Los primeros cuatro años se le ponen obstáculos  de 30 a 40 centímetros de alto en un corral para que los salte.

¿Cuál es la proporción entre los producidos y los calificados?
Al principio hay unos malos pero con el tiempo aprenden, en general son pocos los que no sirven al final, es muy raro que no tengan las condiciones.

¿Cada cuánto cuenta con nuevos potros?
Desde la importación alcanzamos a sacar  entre 6 y 7 animales cada año, hoy estamos produciendo unos 15 y cada uno se vende a un precio diferente dependiendo de sus habilidades.

¿Cuánto cuesta mantener cada animal y qué cubren esos gastos?
El costo del mantenimiento depende del lugar pero oscila entre   US$1.200 y US$3.000 e incluye alimentación, mantenimiento y montada por un profesional para que siempre esté en condiciones.

¿Exporta caballos?
Exporté una vez pero caballos de carrera, hoy solo tenemos caballos de salto.

¿Cuál es su caballo preferido?
Ban Ban, es un macho color castaño de 12 años.

¿Cómo ve el desarrollo del deporte ecuestre en el país?
El deporte ecuestre se puede difundir más ahora que hay opciones para que practicarlo no cueste tanto y se ha salido del concepto élite. Mi propósito es que en el caso de un padre de familia su inversión sea la mínima posible sin que ello no implique menor calidad. Además, tener caballos aleja a los jóvenes de los vicios y se les enseña a trabajar en equipo porque la única manera de ser exitoso en esto es no actuando separados.

¿Qué rentabilidad le deja el negocio?
Este negocio se basa en invertir, invertir e invertir y empezar a cobrar años después. Estoy satisfecho porque mis caballos dieron muy buenos resultados localmente aunque aún no es una actividad de la que uno pueda depender económicamente.