.
ARCHIVO “Nuestra misión es educar al agricultor”
martes, 25 de febrero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Delgado - pdelgado@larepublica.com.co

A través de un curso virtual la organización internacional CropLife capacitará a los agricultores en prácticas responsables y uso adecuado de  tecnologías para la protección de los cultivos de plagas, malezas y enfermedades, llamados plaguicidas.

El presidente de la firma para América Latina, José Perdomo, llamó la atención sobre la responsabilidad que deben compartir todos los actores de la cadena productiva para alcanzar dicho fin.

¿Quiénes son los actores y qué obligaciones tienen?
En primer lugar están las compañías que crean los productos bajo el compromiso de garantizar su efectividad y distribución. Luego está el Gobierno que establece las leyes y garantiza que se respeten y por último están los agricultores, quienes finalmente disponen de esos elementos fitosanitarios. A lo largo de esa cadena debe haber un apoyo y supervisión para que a estos insumos se usen conforme al fin para el que fueron creados.

¿Cómo trabajan las compañías de CropLife?
Los productos registrados deben cumplir con todos los requerimientos internacionales al tiempo que resultan seguros para el medio ambiente y la salud humana. Las compañías deben diseñar sus soluciones basados en que no haya peligro una vez llegue a manos del agricultor.

¿Cómo garantizar eso?
Al final de cuentas lo importante es que los plaguicidas se estén usando bien y eso solo se logra cuando los agricultores tienen el conocimiento necesario. Por eso queremos instruirlos con este curso gratuito de buenas prácticas.

¿En qué consiste el curso?
El de este año es la actualización de una iniciativa que se lleva a cabo desde 2010 pero que se renovó a propósito de las modificaciones al Código Internacional para el Manejo de Plaguicidas de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

¿Quiénes lo pueden tomar?
Cualquier persona interesada en saber a fondo por qué  estas tecnologías se usan de determinada manera, cuál es el método correcto y por qué las regulaciones que protegen al consumidor final hacen algunas recomendaciones que son producto de años de investigación.

¿Cómo inscribirse?
Solo deben acceder a nuestra página web. La plataforma virtual es interactiva así que ayuda a crear conciencia sobre el manejo de los equipos incluso para quienes no saben leer. Tomamos el liderazgo de poner el código de la FAO en ese formato para que llegue a todas las personas de la cadena y ser una referencia técnica confiable.

¿Cuántas personas se han beneficiado a la fecha?
En enero se inscribieron 700 personas, de las cuales más de 50 se han graduado y recibido su certificado. Estas se suman a las 1.000 que en estos cuatro años culminaron el proceso con éxito.

¿Abrirán más cursos?
Aprovecharemos la plataforma para generar más cursos virtuales gratuitos con certificación internacional y otros prácticos que no duren más de 10 minutos y aborden áreas como el reciclaje o la calibración de equipos.

¿Están enfocados en el pequeño productor?
Intentamos concentrarnos en todos los segmentos, pero los más beneficiados han sido los pequeños productores porque son quienes tienen más dudas, los grandes cuentan con sus propios consultores y técnicos. Nos gusta apoyar a los minifundistas para que maximicen su inversión.

¿Quién los apoya?
Trabajamos con las asociaciones para que nos ayuden a difundir la convocatoria. Procuramos trabajar de manera conjunta, estar conectados, hacer reuniones permanentemente y contarles de nuestros desarrollos.