.
ARCHIVO Los vehículos para realizar todas las labores del campo empiezan en $80 millones
martes, 25 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Delgado - pdelgado@larepublica.com.co

Es por eso que para esta versión del Salón del Automóvil, que tendrá lugar hasta el 30 de noviembre en Corferias (Bogotá), firmas como RAM, Hyundai, Nissan y Toyota abrirán un espacio exclusivo para mostrar lo mejor en camionetas con platón, conocidas como pick ups, desde $60 millones, mientras que Hino, Linaf, Civetchi y Cinascar llegan con una oferta de tractocamiones a partir de $70 millones.

Las pick ups, particularmente, son un segmento cuya comercialización está atada a labores pesadas que se llevan a cabo en zonas de difícil acceso de ciudades intermedias, de hecho, es por esto que se demandan, pues el perfil de cliente corresponde a empresarios que se mueven entre la urbe y el campo.

Las proyecciones de la industria indican que de los 315.000 vehículos que se venderán este año, 20.000 corresponderán a pick ups, lo que representaría una participación de 6,3% y un importante avance para este producto que vivió su mayor declive hace dos años cuando la restricción de pico y placa y el incremento en el IVA marcaron los resultados.

Ricardo Ortega, gerente comercial de Chrysler Colombia, firma que representa a las marcas Jeep, Dodge y RAM, cuenta que este producto ha venido repuntando en ventas no solo porque la gente ha aceptado los cambios implementados, sino también por la necesidad de desarrollar negocios de agricultura e infraestructura que necesitan de estas herramientas.

Entre enero y octubre de este año se han vendido 17.161 unidades, siendo el décimo mes el que reporta mejores resultados con 2.258 vehículos superando el promedio de 1.600 por cada 30 días que se ha visto en lo corrido de 2014.

Dentro de la oferta de pick ups que corresponde a más de siete marcas existe un subsegmento especializado en trabajos aún más pesados: las camionetas full size. Éstas, en opinión de Ortega, también han venido ganando terreno pues a pesar de su estructura robusta y su poder de carga y arrastre ofrecen una serie de prestaciones avanzadas en comodidad y conectividad. “La gente no quiere sacrificar su estilo de vida”.

Actualmente se colocan unas 800 unidades en el mercado cada año y son las preferidas entre los propietarios que prefieren gerenciar y supervisar por sí mismos. Pensando en combinar ambas prestaciones sin perder la resistencia y capacidad de trabajo que caracterizan estos productos RAM desarrolló tres vehículos que presentará a lo largo de la semana en Coferias: la Power Wagon (con 429 caballos de fuerza, capacidad de halar hasta siete toneladas y un motor de 6,4 litros a gasolina), la RAM 1.500 (cabina sencilla y dos toneladas de arrastre) y la RAM 2.500 (doble cabina y cinco toneladas). “La mayor ventaja de los 4x4 es que entran a terrenos difíciles donde ningún otro carro puede hacerlo”, destaca.

Otro beneficio es que dado que proviene de México tiene un beneficio arancelario de 0% permitiendo que puedan penetrar el mercado con un precio inicial de $80 millones.

Las pick ups no son solo camionetas de trabajo, ofrecen sistemas de seguridad muy exclusivos en el mercado como el control de estabilidad de remolque de RAM que evita que la carga que se hala se mueva demasiado y otras propiedades que le apuntan a la comodidad como techo corredizo y calefacción en las sillas y el volante. 

Mantenimiento no supera los $40.000
La clave de estas camionetas está en que su mantenimiento no debe ser complicado ni costoso. La revisión se debe hacer cada 10.000 kilómetros, es decir, se lleva 1,1 veces al año al taller. En cuanto a la inversión se calcula en que está entre $30.000 y $40.000 mensuales, que es poco para las prestaciones que ofrece el vehículo.

“Están hechos para trabajar con toda la comodidad “
La apuesta de las grandes marcas de vehículos de trabajo pesado está en ganar un valor diferencial que parecería ir en contravía con su propósito inicial: la comodidad.

Ricardo Ortega, gerente comercial de Chrysler Colombia que representa las marcas Jeep, Dodge y RAM, en entrevista con Agronegocios se refirió a los lanzamientos de la marca en el Salón del Automóvil y a las propiedades de este segmento.

¿Desde qué precio se consiguen las pick ups?
Depende de la utilidad para la cual la gente la requiera, el precio comienza en $50 millones a $160 millones dependiendo el uso que se le vaya a dar y el combustible que requiere.

¿Cómo se han comportado en ventas?
En el sector automotor las pick ups sufrieron un golpe importante hace dos años cuando el tema del pico y placa fue restringido y porque los carros pagan 16% de Iva y pasó a 24% por la reforma tributaria donde se quitó el beneficio a estos carros y quedaron como cualquier vehículo, por eso la baja en ventas.

¿Con cuántas unidades van a cerrar 2014?
De las 315.000 unidades que se venden al año el segmento de pick ups este año va a terminar con 20.000, dentro de ese grupo están las full size que han ganado un terreno bien importante y tienen un mercado de 800 unidades.

¿Cuál es la característica de las full size?
Se trata de camionetas robustas tipo americano que combinan lo mejor de los dos mundos: la capacidad de trabajo de un carro fuerte y toda la comodidad y el confort que los hombres de negocios del sector agropecuario y de infraestructura necesitan.

¿En qué se diferencias las dos pick ups?
Las full size están enfocadas para el trabajo, son carros resistentes que combinan ese poder de resistencia de una 4x4 con la suavidad incluso en terrenos difíciles.

¿Cuál es el producto con el que llega RAM?
Hemos traído nuestra Power Wagon, un carro pensado para el 4x4 que puede entrar a terrenos donde ningún otro carro puede hacerlo, puede halar hasta siete toneladas, por lo que puede ser muy útil para cualquier trabajo en el campo, tiene un motor de 6,4 litros a gasolina y 429 caballos de fuerza.

¿Cuál es el perfil del cliente?
Los clientes se mueven fuera de las ciudades principales, están ubicados en ciudades intermedias porque quieren estar cerca de sus negocios porque Colombia crece a un ritmo importante y si viven o están allí necesitan carros que puedan entrar realmente a terrenos un poco más difíciles y tengan la capacidad de cargar cuando tengan la necesidad, pero la gente no quiere sacrificar su estilo de vida por esto.

¿Para quién están pensadas las full size?
Este tipo de vehículos reflejan la personalidad de sus conductores, gente que le gusta el aire libre, el poder, que quiere evolucionar con su vehículo, pasando de ser un carro de trabajo a uno de lujo. Estas personas usualmente viven en casas grandes porque les gusta lo imponente, los grandes espacios y la libertad.

Las Opiniones:
Juan Carlos López

Gte. de mercadeo de Nissan
“La estabilidad y seguridad que brinda una pick up para el trabajo de campo es muy difícil de encontrar”.

Jorge Mejía
Presidente de GM Colmotores
“Estamos seguros que el mercado general de vehículos este año no solo va a alcanzar las 320.000 unidades, sino que las va a superar”.