.
ARCHIVO Los TLC transforman la educación agro
lunes, 11 de marzo de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Andrés Vargas Chaves

Colombia tiene un déficit en profesionales que atiendan el sector agropecuario. Sólo en 2012 un estudio de la FAO indicó que hacen falta 13.000 expertos en áreas como veterinaria y zootecnia, para tener un mínimo requerido de 30.000 en todo el país. En vista de esta situación, y previendo un impacto de los TLC, el Ministerio de Educación otorgó $18.000 millones en becas para que los bachilleres se animen a estudiar carreras agropecuarias.

Si bien las universidades ofrecen programas tradicionales como zootecnia y veterinaria, ha habido un cambio orientado a los negocios y el desarrollo sostenible del campo. Se ha inculcado que el campo es una industria con potencial de desarrollo la cual puede introducir cambios, muy apartados de la tendencia a únicamente cultivar la tierra.

Por ejemplo, la Universidad de la Sabana tiene el pregrado de Ingeniería de Producción Agroindustrial, el cual tiene una orientación científica para el desarrollo de negocios en el campo. Para la decana de este programa, Indira Sotelo “a los estudiantes se les educa en áreas como bioprocesos, diseño de productos, operaciones unitarias, tecnologías de procesamiento, y todo combinado con herramientas financieras y de gestión”.

Asimismo, el mercado demandó administradores del campo para la protección de la cadena de valor. Anteriormente esta gestión se limitaba al mantenimiento del negocio; hoy implica apertura a nuevos mercados y un desarrollo tecnológico de la industria. La Universidad de la Salle en Bogotá ofrece el programa Administración de Agropecuaria, un pregrado que vincula aprendizajes de áreas convencionales como agronomía y zootecnia en la administración. La directora de este programa, Claudia Álvarez, asegura que “esta disciplina es de carácter social y multidisciplinaria, por lo que gestiona integralmente empresas vinculadas a la producción animal, agrícola y al desarrollo de la agroindustria”.

Por otra parte, el Internet ha permitido que el déficit en la cobertura se reduzca, principalmente en las regiones apartadas. La Unad ofrece una amplia oferta de programas agropecuarios, desde el nivel técnico hasta la especialización. La mediación virtual en ambientes de aprendizaje autónomo hace que al menos 8.000 jóvenes se eduquen en todo el territorio nacional. Priscila Rey,  decana de la Escuela de Ciencias Agrícolas, Pecuarias y del Medio Ambiente de esta universidad asegura que “los programas que se ofrecen tienen una alta pertinencia regional ya que apoyan el sector productivo de las regiones, dando solución a las necesidades de cada sector”. Pese al avance académico, aún se necesita involucrar a los estudiantes de carreras agropecuarias en el desarrollo de energías renovables.

Postgrados requeridos en Colombia

El mercado agropecuario requiere  especialistas para el cultivo y la preservación de la tierra. Los TLC están demandando  personas conocedoras en producción agrícola intensiva y que además dominen áreas tropicales, puesto que en Colombia hay una alta porción de tierra cultivable. Por otra parte, la diversificación de la agricultura ha llevado a que disciplinas de estudio como mercadeo y administración hagan parte de este sector(mercadeo verde) . Las empresas necesitan expertos que posicionen estas marcas y las hagan competitivas ya que sí o sí deben ingresar a al libre comercio para seguir en pie.

Las opiniones

Indira sotelo

Directora de Ingeniería de Produción Agroindustrial

“El país requiere una alta valorización de los recursos que se generan en el agro, para ser competitivo en los mercados ”

Claudia álvarez

Decana de Administración Agropecuaria

“la administración, sin duda,  debe aprovechar el potencial de la riqueza y biodiversidad para la provisión de alimentos”