.
ARCHIVO “Lo que quiero decir es: sí, yo hice las empresas para elegirme”
miércoles, 26 de junio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Camilo Giraldo Gallo - cgiraldo@larepublica.com.co

En una grabación obtenida por LR, el empresario barranquillero Samuel Tcherassi revela que las empresas creadas entre enero y marzo de 2012 y por las que fue multado por la Superintendencia de Sociedades por $563,4 millones, sí se idearon con fines electorales.

Según denuncias hechas por las autoridades, en ese periodo se crearon cerca de 1.500 Sociedades Anónimas Simplificadas (SAS) que habrían cambiado los resultados de las elecciones celebradas el 5 de julio de 2012 para la junta directiva de la entidad.

La grabación llegó a este medio de comunicación por una fuente anónima, que además informó que el audio fue capturado durante una reunión en Barranquilla que sostuvo el señor Tcherassi en el mes de septiembre del año pasado.

Según abogados consultados por este medio, las autoridades tendrán que evaluar qué validez podría tener esta prueba, si se puede incluir en el proceso y si sería suficiente para demostrar la intencionalidad de influir sobre unas elecciones.

Las entidades estatales que adelantan investigaciones al respecto y que podrían imponer penas al empresario, son la Fiscalía General de la Nación y la Superintendencia de Sociedades.

De comprobarse que las SAS de Tcherassi fueron hechas para fines no comerciales, puede ser penalizado con multas a quien se le hayan causado perjuicios o incluso declarársele la muerte comercial por un periodo determinado. De suceder esto último, el barranquillero quedaría inhabilitado para ejercer el comercio, gerenciar una empresa, ser parte de una junta directiva, tomar créditos mercantiles, construir una sociedad y operar una cartera, entre otros. Solo podría adquirir bienes para consumo doméstico, explotar una finca, ejercer una profesión liberal y otras más.

00:23
“Iniciamos el proceso de afiliación en el cual la estrategia mía a diferencia de la Fundación [Mario Santo Domingo] fue de, hombre, inscribamos un número de afiliados suficientes que me permita llegar acá a través de una figura de crear unas sociedades SAS, que me permitan llegar en lo que voy a hacer ”

Una semana después de que se realizaron las elecciones del 5 de julio de 2012 para elegir a la junta directiva de la Cámara de Comercio de Barranquilla (CCB), Charles Chapman, uno de los miembros elegidos, y Pablo Gabriel Obregón, presidente del consejo directivo de la Fundación Mario Santo Domingo, denunciaron ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) la creación de cerca de 1.500 Sociedades Anónimas Simplificadas (SAS), con el fin de influir sobre el resultado de los comicios. La SIC, en cabeza de José Miguel De la Calle, inició la investigación y el 24 de septiembre de 2012 declaró inválidas las elecciones a causa de las irregularidades, ordenó la depuración del censo de votantes y convocó a nuevos comicios. Dentro de los primeros identificados como dueños de las firmas estuvo Samuel Tcherassi, empresario barranquillero que admitió la propiedad sobre 629 SAS

00:38
“...Porque tú sabes que esta vaina a punta de teléfono no se logra.

No existe quién se le mida aquí llamando a los 400 amigos que salgan de sus oficinas y voten. Yo no tengo el poder que tiene la Fundación ni tengo el poder que tiene Undeco”.

Entre enero y marzo de 2012 se crearon las 1.476 firmas que fueron depuradas por la SIC, pues presentaban irregularidades como: casi todas tenían capital de $1 millón, contaban con la misma dirección de domicilio y bajo un mismo dueño funcionaban negocios variados: venta de papelería, negocio de carbones, trasteos, recarga de tóner, etc. Además la totalidad de ellas votaron, en unas elecciones donde típicamente hay abstención de 50%. Tcherassi se refiere al poder que tiene la Fundación Mario Santo Domingo, que desde los años noventa había tenido la mayoría en la junta directiva de la CCB. El empresario también menciona a la Unión Nacional de Comerciantes (Undeco) que ha tenido representación en la Cámara por 10 años con el comerciante Alejandro Duarte, quien hoy no cuenta con el apoyo de esa organización según informaron las directivas.

01:02
“La figura de las SAS… yo tengo 225 SAS como tú sabes, ya es público. Pero la figura de las SAS es una minuta que hizo Ricardo Varela, que es abogado, y él la empezó a replicar con el uno y con el otro, entre otras, para él mismo hacerse elegir”.

Aunque Tcherassi habla de 225 SAS de su propiedad, en entrevista con LR admitió que 629 son suyas y la Superintendencia de Sociedades posteriormente le puso una multa por 626. Ricardo Varela, a quién el empresario barranquillero menciona como quien “empezó a replicar con el uno y con el otro” la figura de la creación de las SAS, es un abogado y político de la ciudad, que fue elegido en la junta directiva del 5 de julio con 477 votos y que el pasado lunes perdió una tutela que llegó a la Corte Constitucional. Esta determinó que Varela no tiene condición de comerciante y por lo tanto no puede pertenecer a la CCB. Varela además ha sido asociado político del senador Fuad Char, de quien fue suplente en el Congreso de la República en el periodo de 2002 a 2006. Además su hijo Alfredo es uno de los principales opcionados para suceder a la alcaldesa de Barranquilla, Elsa Noguera.

01:17
“Yo no te estoy diciendo, yo no estoy negando que yo hice las empresas. Entonces la justicia dirá que estuvo bien hecho o estuvo mal hecho y ya. Y si esto tiene algún castigo, pues lo asumiré, y si tiene alguna multa la pagaré, que es lo que creo que tiene”.

Desde el comienzo del escándalo Tcherassi ha admitido que las SAS creadas masivamente y que inscribió a nombre de sus empleados, son suyas. La explicación que ha dado a los medios de comunicación es que hacen parte de un plan de expansión que tiene para los próximos cinco años, y que la idea es ayudar a sus empleados para que distribuyan los sobrantes de ropa de la marca EPK, para la cual es el representante en Colombia. Además de que la SIC ha logrado identificar su calidad de dueño sobre esas empresas, la Supersociedades le impuso una multa por no cumplir con un requisito de ellas y el despacho del Vicefiscal General de la Nación ha recibido varias cartas en las que se pide investigar la actuaciones del empresario y determinar si las SAS fueron creadas para influir sobre las elecciones. De ser así podrían iniciarse acciones penales por parte de esa entidad.

01:42
Y ya ayer estuve en la Superintendencia de Sociedades y me dijeron ‘vea, usted tenía que constituirse en grupo económico. Una persona que tiene 48 empresas tiene que decir que las controla y lo tenía que hacer 30 días después de que el grupo económico se configura, usted tiene que bla,bla,bla entonces yo le dije ¡me allano!, ¿ok? pero lo que te quiero decir es: sí, yo hice las empresas para elegirme…”

En las elecciones del 5 de julio de 2012 hubo varias situaciones atípicas que levantaron las sospechas de las autoridades. La primera de ellas fue el crecimiento del censo electoral de ese año respecto al de 2012, de 133% respecto al anterior y que alcanzó la cifra de 5.806 personas naturales y jurídicas habilitadas para votar. La segunda fue que entre las cerca de 1.500 SAS denunciadas hubo 0% de abstención. Además la SIC demostró que varias personas votaron en mesas donde el ganador fue, por mucho, una persona diferente a la votante. Basada en estos y otros análisis, la SIC declaró la nulidad de las elecciones y la depuración del censo. La Cámara de Comercio realizó la tarea encomendada por la Superintendencia y el censo se vio reducido a 1.456, que son las que están admitidas para votar en las elecciones que se podrían convocar en los próximos días.

Las opiniones

Pablo Bustos
Abogado red de veedurías

“En primer lugar, me parece que es importante notar que los procesos de elección en las Cámara de Comercio en general no son ajenos a prácticas poco transparentes, aunque difícilmente se logra obtener una evidencia sobre la abierta manipulación de las elecciones. Hay una manipulación del proceso de elecciones, que demuestra una falsedad en el proceso mismo, en la realidad económica de las empresas, y por otro lado tenemos el propósito fraudulento de hacerse al control de Cámara de Comercio con entidades de papel. Creemos que Tcherassi debería renuncia a la Cámara”.

Luis Fernando Restrepo
Abogado

“Crear una SAS tiene muy pocos requisitos. Como tal implicación penal no creo que tenga, pero sí digamos que a nivel ético, a nivel comercial, puede tener consecuencias, a nivel de Fiscalía, no creo. Acá hay una acusación directa. Lo que quiere decir es que “la misma situación que yo generé la creó Ricardo Varela, eso no me inventé yo, se lo inventó tal persona”. Él está admitiendo que cometió una infracción a la ley comercial. Esto lo que puede obligar es a que se ponga más cuidado a la SAS, porque son muy fáciles de conformar. Con hacer una minuta y llevarla a la Cámara de Comercio es suficiente”.

Julio José Orozco
Abogado

“La consecuencia jurídica a la que se refiere el señor Tcherassi en la grabación es la cárcel, por cuanto queda demostrado que hay un evidente fraude procesal, apoyado en unas falsedades documentales e ideológicas, que se plasmaron en la traición de los principios democráticos de gobierno de las Cámaras de Comercio. El señor Tcherassi lo que hizo fue utilizar unos mecanismos que son legales en búsqueda de una finalidad que es ilegal. Lo que yo creo que debería hacer la Fiscalía es abrirle una investigación penal de oficio”.

Eduardo Vásquez
Abogado Asesor

“Esto que hay acá puede ser lo que uno llama una confesión provocada en condiciones de ilegalidad. En este caso de la grabación, se debe establecer el origen del audio, se debe constatar si fue efectuada de manera legal. Lo otro es que si pretende usarse como prueba, debe acreditarse el origen de la misma, determinar de dónde viene, y la veracidad o correspondencia con la fuente que allí se cita para saber si realmente es la persona de la que se está hablando, en este caso el señor Tcherassi, porque podría ser un montaje todo lo que se dice en la conversación”.

Fernando Aza
Abogado

“De acuerdo con esta parte de la grabación, pues sí es claro que creó las SAS. para llegar a la Cámara de Comercio. Ahora, qué implicación puede tener eso. Habría que ver si es ilegal o no, porque evidentemente lo más probable es que no tenga implicaciones penales, porque la Cámara de Comercio es un ente de carácter privado. Yo creería que no podría tener implicación a nivel penal, a menos que las empresas sean de papel. Eso es lo primero que tiene que investigar la Fiscalía, mirar si están legalmente constituidas, y luego mirar si funcionan o si son de papel”.