.
ARCHIVO La hidroterapia equina, tratamiento para la recuperación de su caballo
lunes, 22 de abril de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Alexandra Goldemberg S. - agoldemberg@larepublica.com.co

Los procesos de recuperación y rehabilitación en el sector equino han ido evolucionando a través de modelos como la hidroterapia. De acuerdo con los expertos, está clínicamente comprobado que este es el mejor tratamiento, sin medicamentos, para la cura y consolidación de músculos, ligamentos, tendones y huesos de los caballos.

Uno de los muchos beneficios que tiene la hidroterapia es que sirve como método alternativo de fisioterapia y rehabilitación para animales que tienen que retirarse de su preparación física por lesiones músculo-esqueléticas.
 
Según el veterinario especialista en ortopedia de caballos, Lucas Giraldo Botero, este tratamiento es útil para mejorar el rendimiento físico en los equinos. 
 
Giraldo explica que aplicando este proceso la recuperación de una lesión puede tardar entre 3 y 6 meses, dependiendo de la gravedad.  “Cuando son problemas articulares es más rápida la recuperación”, dijo.
 
¿Cómo se puede practicar la hidroterapia? Normalmente se trata de un ejercicio que se realiza en una piscina de forma circular, donde el entrenador o veterinario le da vueltas al caballo con una cuerda. La piscina debe tener un piso de cemento para que el equino no se resbale y una profundidad de unos tres metros. 
 
El caballo empieza a dar vueltas nadando, aumentando el numero de piscinas progresivamente, y con ello su capacidad de nadar. Es así como el equino puede seguir entrenando sin  sentir más dolor. 
 
Lo que sucede con esta terapia es que el frió provoca tres reacciones básicas: la primera es a nivel celular, la segunda tiene que ver con la permeabilidad de las paredes de los vasos, que disminuye, y por eso se reduce la cantidad de líquido que se acumula en la zona afectada. 
 
Y por ultimo, el frío adormece, en cierta medida, la zona afectada actuando como analgésico local. Una de las principales ventajas del frío es que no anula los efectos benéficos en el proceso de curación.
 
Esta terapia se debe realizar de dos a tres veces a la semana para ver cambios positivos en el caballo sin dejarlo muy cansado para entrenar. Nicolás Hoyos,  director ejecutivo de Asocaba aseguró que, “20 minutos de piscina equivalen a casi dos horas de ejercicio”. 
 
Adicional a sus ventajas de rehabilitación, moverse a través de la resistencia ejercida por el agua, sin movimientos de impacto, ayuda también a desarrollar una buena capacidad pulmonar, es por esto que se conoce que la hidroterapia aporta una gran capacidad cardiorrespiratoria para los animales de competencia.
 
El ejercicio de natación puede ser una alternativa en el trabajo diario del caballo atleta, incluyéndolo como parte de su programa de entrenamiento
 
Los caballos se relajan más en el agua fría
Según veterinarios especialistas en el tema, los caballos se relajan más en el agua fría. Sin embargo, es recomendado no abusar del frío; el uso excesivo de hielo, por ejemplo, puede causar daños en el tejido. Una de las principales ventajas del frío es que no anula los efectos benéficos en el proceso de curación. El frío adormece en cierta medida la zona herida, actuando como un analgésico localizado. Además, cuánto mayor  el nivel del agua, mayor es la presión ejercida en los tejidos, lo cual ayuda en la dispersión del fluido acumulado.
 
Las opiniones
 
Nicolás Hoyos
Director Ejecutivo de Asocaba
“los caballos salen nadando normal, como si llevarán toda la vida en natación. con la hidroterapia los equinos se vuelven mucho más fuertes”.  
 
Lucas Giraldo Botero
Veterinario Especialista en ortopedia de caballos 
“La hidroterapia equina es un tratamiento que tiene como objetivo curar lesiones musculares, y mejorar el rendimiento físico de los caballos”.