La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Colprensa

El proceso de paz entró en una contrarreloj. El derrotero que planteó el presidente Juan Manuel Santos al poner a noviembre del 2013 como plazo máximo para llegar a acuerdos, determinará el cambio de ritmo de los diálogos.

Si bien el Jefe de Estado dijo que “nadie está pensando en modificar tiempos”, insistió en su tesis de que el proceso deberá durar “meses y no años”. 
 
La orden ya quedó en la retina de los negociadores, lo que obligará a que se haga una reorganización de tiempos del cronograma, incluso por encima de lo dicho en Oslo (Noruega) por el jefe guerrillero, ‘Iván Márquez’ cuando advirtió que este diálogo “no puede concebirse como un proceso contrarreloj. La pretendida paz ‘express’ que algunos promocionan por su volátil subjetividad y sus afanes sólo conduciría a los precipicios de la frustración”. 
 
Sobre los tiempos del proceso, el representante de la ONU en Colombia, Bruno Moro, advirtió que “que cada proceso tiene su propia identidad y dinámica”. 
 
No obstante, la agenda ya comenzó a tomar pista y requerirá de plazos muy definidos.
 
Desarrollo Rural
 
Desde el 18 de octubre cuando se instalaron los diálogos en Oslo, se anunció que el primer tema era el agrario. 
 
Para el representante Iván Cepeda este es un tema clave, debido a que si se llegan a acuerdos concretos “le daría un fundamento muy sólido a un acuerdo de paz en el país”. Sin embargo, no se arriesga en materia de cronogramas porque “no es un criterio serio ponerle tiempos a la mesa de negociación, creo que en esto el Gobierno debería dar flexibilidad a estos asuntos”. 
 
El embajador de Italia en Colombia, Gianni Bardini, dijo que “es posible lograr resultados en el tiempo estipulado”, además “es importante que si hay resultados se deben lograr en un corto plazo”. Aventurándose, dijo que el tema de desarrollo rural “está muy avanzado y puede ser completado en la próxima ronda”. 
 
Fin de conflicto y narcotráfico
 
Estos temas, según los analistas, podrían ser abordados casi al paralelo, ya que con la finalización de la confrontación, la reincorporación a la vida civil y garantías de seguridad, las Farc podrían, como lo dijo el presidente Santos, terminar como un aliado en la lucha contra el narcotráfico. 
 
Víctimas
 
En este ítem los analistas dicen que existe un avance importante por la existencia de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras. Este tema se abordaría desde julio y podría extenderse hasta octubre, debido a que es uno de los elementos de la agenda en la que habrá mucha participación.