.
ARCHIVO Fuentes de fertilizantes edáficos
lunes, 26 de mayo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Moreno

La selección de  fuentes de nutrientes  adecuadas que permitan obtener la máxima eficiencia agronómica, es el principal criterio de formulación de fertilizantes edáficos. El objetivo de conocer las necesidades reales de los cultivos a través de análisis de suelos y foliares,  es el de proporcionar la fórmula adecuada y específica, de acuerdo al desarrollo vegetal o etapa fenológica, evitando además de posibles daños por intoxicación o deficiencia, pérdidas económicas por inversiones mayores y  daños medioambientales por la lixiviación de nutrientes y posterior movilización hacia aguas subterráneas.

Este conocimiento cada vez mayor, dirige el mercado de abonos a la búsqueda constante de nuevas tecnologías y  a la implementación de la investigación como herramienta para alcanzar un mejor aprovechamiento de los fertilizantes, adaptado al desarrollo vegetal. 

La incubación de suelos es una metodología  experimental que ha venido implementándose desde hace ya varios años en el área de la agronomía, con el fin de conocer el  comportamiento de los suelos frente a diferentes factores externos  entre ellos el clima  y  la adición de productos plaguicidas y fertilizantes. 

Además es un proceso de simulación de las reacciones químicas, físicas y biológicas que ocurren en el suelo, lo que  permite estudiar la evolución de un elemento a través del tiempo. Esta técnica consiste en dar las condiciones de temperatura y humedad que aceleran los diferentes procesos que ocurren en  el suelo. 

Colinagro integra los resultados del análisis de suelos y foliares con los experimentales obtenidos de la incubación de suelos para definir una formulación específica y  seleccionar las fuentes óptimas que suplan los requerimientos: “Agroplan”.

Como ejemplo, citamos la determinación de la disponibilidad del magnesio  desde diferentes fuentes: sulfato de magnesio heptahidratado, óxido de magnesio, cal dolomita, Ammomag y kieserita, en un suelo del departamento de Quindío cuyo cultivo es pasto Estrella, el cual se caracteriza por una alta deficiencia del elemento. 

El magnesio es un nutriente esencial para las plantas, interviene en el proceso de la fotosíntesis, siendo un componente de clorofila, molécula responsable de la coloración verde del pasto.

La incubación se realizó  durante 60 días, con mediciones quincenales de magnesio en el suelo.

Normalmente, se observa la dinámica de entrega del magnesio para todas las fuentes. En todos los casos se evidencia un mínimo aporte de magnesio durante los primeros quince días. La tasa de entrega  de magnesio proveniente de la kieserita y el sulfato de magnesio heptahidratado es similar y la más importante desde los quince y hasta los treinta días. La cal dolomita y el óxido de magnesio solo empiezan a tener un aporte significativo a partir de los 30 días, siendo más interesante el aporte del óxido de magnesio.

Pasados treinta días es la kieserita la que proporciona una entrega más prolongada y balanceada hasta finalizar el ciclo del cultivo.

Como conclusión de éste experimento, la fuente seleccionada es la kieserita, que proporciona magnesio que puede ser asimilado por el pasto estrella más rápidamente.  Es por esto que Colinagro utiliza la fuente de kieserita como aportante de magnesio en su formulación de Agrimins® Tottal® Ganadero y las fórmulas a la medida bajo la marca Agroplan®, para que los ganaderos en Colombia obtengan las máximas rentabilidades de sus hatos lecheros.