.
ARCHIVO Etiquetas, empaque y precio, para ser jugadores en el exterior
domingo, 8 de septiembre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Cubillo Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

Etiquetas, empaque y precio, es lo que actualmente está frenando las compras por parte de empresarios canadienses y estadounidenses.

La percepción, es que aunque hay muchas empresas que están listas para cerrar los US$62 millones de negocios que quedaron como expectativas  en el Megaevento de Proexport, hay varios aspectos en los que tienen que trabajar de acuerdo con la opinión de algunos compradores.
 
Según Carlos Salas, representante de Ely Products, una compañía canadiense que busca comprar snaks  de chocolate y frutas secas, aún pareciera que los empaques de los productos que desean exportar los empresarios no tienen las condiciones para ser vendidos en Canadá. 
 
“Parecieran ser productos que están hechos a la medida del mercado local colombiano, los empaques deben ser más vistosos, pero además debe tener la percepción de que es amigable con el ambiente biodegradables”.
 
Así los consumidores de este país buscan además productos que sean responsables socialmente y que cuenten con certificaciones de comercio justo, cero gluten, entre otros. 
 
Para Alka Sood, representante de la compañía Hook’d, más allá de las etiquetas están los precios. 
 
“La calidad es muy buena, como compradora valoro que los productos son hechos a mano y tienen una participación social muy importante; sin embargo, los empresarios no son competitivos en los precios”, destacó. Para Sood los precios podrían bajar el 30%. Desde agosto de 2011 está en vigencia el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Canadá y aún falta mucha difusión, destacaron varios de los empresarios entrevistados. 
 
Luego de dos años se han exportado 124 nuevos productos y de ellos, el 57,4% corresponde a manufacturas, 22,6% a agroindustria y el 20,2% a prendas de vestir. En lo corrido del año, las exportaciones a este país alcanzaron US$195 millones, pero aún siguen las ventas concentradas en el sector minero-energético, café y flores. 
 
Sobre este tema, el presidente de Proexport Canadá, Álvaro Concha, afirmó que se está trabajando en fortalecer las oportunidades y sobre todo diversificarlas. 
 
“Sobre todo porque hay mercados en Canadá que no requieren cantidades, sino que está más acorde a la capacidad de producción de los pequeños empresarios colombianos”.
 
Por otra parte, señaló Óscar Rodríguez, vicepresidente de Logística y Operaciones de Promoting DSD, comprador americano que ya importa productos de marcas como Colombina, El Rey, de Colombia por US$50.000 mensuales, que “los empresarios pueden mejorar la presentación del producto, que esté etiquetado en inglés y español también”.
 
Y Maria Mandujano,  representante de Grainger, afirmó que se estaba explorando mercados en equipos eléctricos y lo que más estaban pidiendo eran productos que tuvieran las certificaciones técnicas necesarias para operar el producto en territorio americano.
 
En lo corrido del año a junio los empresarios han vendido al mercado de EE.UU, US$10.139 millones y según las cifras oficiales 775 nuevas empresas llegaron al territorio americano tras la firma del TLC. 
 
Felipe Gallón, colombiano y fundador de Solo Fruit en Canadá, afirmó que aunque se nota que hay algunos empresarios que están empezando, lo importante es que son cada vez más conscientes de cómo deben competir en grande. Esto es muestra de que sí se pueden exportar productos manufacturados a estos mercados, afirmó Ricardo Vallejo, vicepresidente de exportaciones de Proexport. “Los empresarios tienen que prepararse primero, estudiar el mercado y los requisitos de cada país”.
 
Sobre las críticas que han tenido preso al país en el sector agropecuario Vallejo, afirmó que “las negociaciones son un gana-gana, un Ministerio de Comercio, Industria y Turismo no hace una mala negociación, ellos estaban muy conscientes de los sectores sensibles y no es que nos vayan a llenar de productos de un momento a otro, tienen desgravaciones de largo plazo, lo que hay que hacer es preparar a los empresarios colombianos”.
 
De todas maneras al vicepresidente argumentó que si bien queremos que un mayor número de empresas salgan a exportar también es lógico que el negocio de las exportaciones no es para todo el mundo, primero los empresarios deben experimentar en el mercado local y fortalecerse antes de enfrentar territorio internacional. 
 
Aún así, hay muchas empresas que nacen con vocación exportadora, por los excedentes de producción en el mercado nacional.
 
Las opiniones
 
Carlos Salas
Representante de Ely Products
 “Algunos empresarios colombianos parecieran estar muy localizados, en que los empaques y los productos no están presentados para un mercado como el de Canadá”.
 
Óscar Rodríguez 
Vpde Logística y Operaciones de Promoting DSD
“Los empresarios pueden trabajar más en la presentación del producto y es muy importante que las etiquetas estén no solo en español, sino en inglés”.