.
ARCHIVO Embriones, un negocio rentable
martes, 11 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Catalina Fernández - mfernandez@larepublica.com.co

Una de las ventajas de estos procedimientos es el aumento de la productividad, pues en palabras del médico veterinario Héctor Cabrera, “el beneficio principal es que se puede maximizar la reproducción de crías a partir de yeguas de alto valor genético por periodo de tiempo”. 

Aunque maximizar la producción es de gran utilidad para el negocio, en épocas anteriores esta práctica lograba que en un año se registraran en promedio diez crías. Esto, según Cabrera, generaba competencia acelerada y por tal motivo la Federación Colombiana de Asociaciones Equinas (Fedequinas) decidió implementar la resolución 3197 del 19 de junio de 2013, en la que a partir del próximo año cada yegua puede registrar solo tres crías anualmente. 

Además, el gerente general del criadero La Quinta Real, Jairo Ortiz, asegura que cuando se tiene una yegua receptora la campeona no sufre en un parto. “Las yeguas élite no tienen que pasar por el proceso de la monta y la preñez. No tienen que dañar su carrera en las pistas, ya que cuando un animal se preña no se puede sacar a competir  después de los ocho o diez meses”. Uno de los mayores beneficios que se puede obtener de esta práctica es el mejoramiento genético de forma acelerada, pues, como explica el zootecnista Néstor Linares, con este método se pueden multiplicar los ejemplares de buena calidad. Sin embargo, advierte que “aunque se tengan dos animales de muy buena calidad, la genética es aleatoria y no garantiza que vaya a salir un animal excelente”.

La transferencia de un solo embrión de una yegua donante de alta calidad puede costar hasta $70 millones, dependiendo de los campeonatos, títulos y la herencia del animal. El semen de los  caballos reproductores élite es también bien remunerado, como el de Jordan, un equino que ostenta vario títulos del criadero La Quinta Real. Según Ortiz, cada salto puede valer entre $2 millones y $5 millones.

Mejoras en maquinaria ayudan al monitoreo 
Con las mejoras en el tamaño y los precios de los ecógrafos, utilizados para monitorear la preñez de las yeguas, los  veterinarios pueden agilizar su trabajo. Actualmente, estas máquinas pesan entre dos y tres kilogramos y su costo oscila entre los $8 millones y $12 millones. 

Las Opiniones:
Jairo Ortiz

Gerente general del Criadero La Quinta Real
“Las yeguas élite no tienen que pasar por el proceso de la monta y la preñez. No tienen que dañar su carrera EN LAS PISTAS”.