.
ARCHIVO Ecuador, ¿un paso hacia el proteccionismo?
sábado, 3 de mayo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Fabio Fernando Moscoso

Durante la inauguración de la XIII Conferencia de la Economía Alemana para América Latina que se llevó a cabo el año pasado, el representante de Ecuador solicitaba a los empresarios germanos invertir en Ecuador con las siguientes frases: “Somos un proyecto de izquierda, pero una izquierda moderna, consciente, que entiende el papel de la empresa privada en el desarrollo y que también entiende que el Estado tiene que tener un papel”, las medidas proteccionistas aplicadas por Ecuador agravaban aún más la ya precaria situación de la CAN en términos de integración comercial.

De hecho, Ecuador decidió gravar la importación de 627 partidas arancelarias provenientes de todo el mundo. Esta política terminó afectando de manera importante a países como Colombia, Perú y Bolivia, socios de Ecuador en el marco de la CAN.

Pero esta situación, no era realmente nueva, ya que en enero de 2009, Ecuador restringió 647 subpartidas arancelarias con una justificación similar a la actual “grave déficit en la balanza comercial”. Las consecuencias durante esta época fueron un aumento en los precios de internos y aumento en el desempleo, principalmente en Guayaquil ciudad comercial en ese país. Posterior en junio de 2009, se fijaron aranceles a 260 productos en lugar de cupos y se activaron los beneficios comerciales en el marco de la CAN. Sin embargo, en el caso colombiano se fijaron por parte de Ecuador salvaguardias cambiarias para 1.346 productos, con aranceles que fluctuaban entre 5% y 65%. Finalmente, en 2010, se eliminaron las salvaguardias cambiarias aplicadas a los productos colombianos convergiendo al sistema de beneficios comerciales imperante en la CAN.

Sin embargo, durante 2012, Ecuador vuelve a implementar un sistema proteccionista, la restricción de importar bienes con aranceles y cupos de importaciones para 106 ítems comerciales con aranceles y 16 subpartidas con cupos de importación.

Pero, ¿por qué se restringen tanto las importaciones en Ecuador? Todo parece indicar que la justificación es el déficit en la balanza comercial que presenta este país desde los últimos años. Pero las cifras muestran un comportamiento no muy grave a este respecto. En 2011, el déficit comercial fue de US$687 millones, en 2012 de US$195 millones, durante 2013, la balanza comercial cerró con un déficit de US$1.059,9 millones durante el periodo enero-octubre (cifras Banco Central de Ecuador, 2013). Este gran desequilibrio comercial parece que ha empujado al gobierno Correa a implementar una política altamente proteccionista al comercio exterior.

Por otro lado, para muchos especialistas en comercio exterior, la decisión de integrarse por parte de Ecuador a Alianza del Pacífico o al Mercosur sería escoger entre la apertura comercial derivada de socios comerciales muy activos o el proteccionismo imperante en los socios del Mercosur.

En conclusión, la historia contemporánea ha demostrado que países pequeños como Ecuador sufren más al poseer una economía cerrada porque sus aparatos productivos están menos desarrollados, su patrón de comercio se basa en la exportaciones de bienes de sector primario altamente sensibles a los precios internacionales y sobre todo porque no logran desarrollar un factor propio de las economías desarrolladas, su ventaja competitiva de las empresas.