.
ARCHIVO Cultivos en aire, una producción más rentable y constante
martes, 11 de marzo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juliana Estrada Ciro - jestrada@larepublica.com.co

Los cultivos aeropónicos son una vertiente de los hidropónicos, con la diferencia de que en los primeros las raíces no están sostenidas en ningún sustrato, quedan en el aire y se alimentan a través de aspersores que les suplen los nutrientes necesarios.

Los micro aspersores llevan una solución objetiva que se almacena en un tanque impulsado por una bomba con dirección a las raíces, las cuales se están suspendidas en el aire, allí les llega el rocío con sus nutrientes respectivos.

Los investigadores de la Universidad Nacional de Colombia sede en Medellín, fueron pioneros en la implementación de cultivos aeropónicos y con cada estudio siguen encontrando más beneficios para los productores que se incorporen a este sistema.

Alberto Duque ingeniero agrónomo de la institución explicó que “la nutrición del cultivo se hace a través de nebulizacion, así la planta toma de mejor manera los nutrientes”.

Otras de las ventajas, frente a las que se tienen con los cultivos en tierra,  es el bajo consumo de agua,  que se cultiva más rápido. Además, sus productos son más limpios  porque no tienen tantos plaguicidas por lo que, según Duque, la raíz se puede consumir como cualquier alimento sin restricciones.

La biomasa de los cultivos aeropónicos es mayor porque se aprovecha en áreas de terreno más pequeñas que las extensiones tradicionales produciendo en pequeños espacios a gran escala.

Tampoco están de pro medio restricciones asociadas al clima, de hecho, se puede producir todo el año sin ser afectados por factores externos y con el agregado de que los nutrientes salen más económicos porque se requieren en pequeñas cantidades.

Los cultivos aeropónicos  se diferencian de los hidropónicos básicamente porque en los segundos se utiliza un sustrato (cuyas bases más utilizadas son arroz, arena y el fibra de coco) donde está la raíz.

El ingeniero agrónomo de la universidad Nacional y líder de Cultivos Aeropónicos de Colombia, Héctor Chavarría explicó que para tener óptimos resultados las plantas generalmente tienen unos consumos específicos de  minerales que varían según sus propiedades. “Los que consumen en mayor cantidad son nitrógeno, fósforo, calcio, potasio y magnesio y los que consumen en cantidades muy pequeñas son hierro, manganeso, cobre, oro y zinc”, agregó. Los elementos anteriores se consiguen fácilmente en el mercado.

Para cuidar estos cultivos se deben tener en cuenta dos factores importantes: un monitoreo continuo de los insectos y enfermedades que puedan estar iniciando y una revisión minuciosa de los micro aspersores. 

Según Chavarría, quien puso a prueba su teoría con  albahaca, estos cultivos son más rentables. Además, surgen como una alternativa para climas desérticos o zonas alejadas, donde es difícil producir alimentos.

Un cultivo creativo en casa
Con materiales de bajo costo como aluminio, plástico, alambre e icopor es posible diseñar su propio cultivo. Todo lo que debe hacer es armar una cama, donde el plástico deje rodear la solución nutritiva hacía una caneca y colocar una moto bomba pequeña que tenga micro espesores instalados en una manguera sobre el aérea que se va a regar de la raíz. Dicha mezcla se debe cambiar cada 15 días.

La opinión

Alberto Duque
Ingeniero agrónomo de la U Nacional de Medellín

"
Estamos innovando y realizando más investigaciones para que el productor se de cuenta de que es más barato que los otros cultivos”.

Héctor Chavarría
Ingeniero agrónomo de la U Nacional de Medellín
"Queremos promover más un sistema que por sus beneficios disminuye los costos y mejora las condiciones del producto final”