.
ARCHIVO Consumidores, ganadores de un TLC entre titanes
sábado, 20 de julio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

Un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre los dos titanes que concentran 40% de las exportaciones e importaciones en el mundo, Estados Unidos (EE.UU.) y la Unión Europea (UE), tendrían como único beneficiario a los consumidores.

“Todo TLC beneficia al usuario final, en este caso porque lo que usualmente se trae de Europa llegaría vía EE.UU. reduciendo los costos para el usuario”, señaló Luis Fernando Ramírez, vice rector de investigaciones de la Universidad de la Salle. 
 
Los TLC implican per se reducciones, e incluso, eliminaciones arancelarias para los intercambios; sin embargo, el plus de este se verá al interior de las industrias −lo que se maximizará teniendo  en cuenta que las marcas más importantes del mundo tienen sus sedes en EE.UU. y la UE.
 
El comercio intraindustrial implica que entre un mismo sector se transarán un mayor número de productos. “Gran parte del comercio se da en bienes con valor agregado que no son tan disímiles, pero tienen diferenciación, y los consumidores están abiertos a comprar entre diferentes marcas, muchas opciones para un mismo tipo de productos ”, señaló Catherine Pereira, directora del programa de negocios internacionales de la Universidad de la Sabana.
 
Esta situación se daría sobre todo en maquinaria, automóviles, industria farmacéutica, entre otros. Además, destacó la experta, tanto EE.UU. como la UE estarían dispuestos a competir por ganarse la compra del usuario final. 
 
 Para Fabio Moscoso, docente de la Universidad EAN, el consumidor será beneficiado desde otro punto de vista: se volverá menos elástico ante los cambios en el precio y buscará cada vez mayor calidad al estar expuesto a una mejor oferta de productos. “El comercio de valor agregado termina generando demanda más sofisticada. A los empresarios les va a exigir más diferenciación, desarrollo de cadenas de valor y ser en últimas más competitivos”, afirmó.
 
Esto además asusta un poco, si se tiene en cuenta que mientras EE.UU. le exportó productos al mercado internacional por US$1,5 billones el año pasado y la UE por US$5,7 billones (interno de los 27 países y con otros), Colombia solamente vendió US$60.666 millones.
 
Siguiendo con las cifras, las exportaciones totales de la UE  representan el 33% de las ventas del mundo y las de Estados Unidos son el 8,1%. Éste último, compra el 12,2% de lo que se vende en el mercado global y la UE en bloque, tiene el 33,9%.
 
Esto a lo que debe llevar es a que haya una mayor articulación entre gremios y Gobierno  Nacional para que los empresarios tengan cada vez más herramientas objetivas de competitividad, señaló la docente del Politécnico Grancolombiano, Ángela Julieta Mora.  “Esa alianza es estratégica. Es un reto para el mundo. Habrá masificación de productos, con las multinacionales más predominantes, va a ser más difícil nuevas negociaciones”.
 
Un aspecto muy importante, es que Colombia ya tiene TLC con Estados Unidos y está en trámite con la Unión Europea, pero más allá de esto,  la clave está en  que las canastas exportadoras son divergentes. 
 
“Lo que va a suceder es que entre ellos va a aumentar el comercio de valor agregado mientras que Colombia va a seguir exportando bienes primarios y manufacturados”, destacó Moscoso. No obstante, aseguró Pereira, habrá que poner atención sobre qué sucederá con el sector agropecuario. “Tenemos que estar pilas con las medidas sanitarias y fitosanitarias para que los productos tengan acceso en condiciones aceptables para poder competir”.
 
La recomendación sigue siendo la diferenciación, agregó Moscoso. “Los empresarios colombianos tienen que exportar productos con visión internacional, de alto valor agregado y estructurados los temas de mercadeo global”.
 
Finalmente, para el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, hay que estar muy pendiente de lo que sucede en esta negociación y por ahora la estrategia que trabaja se trata, no solo de desatrasar a Colombia en acuerdos bilaterales, sino con el ritmo del mundo Colombia le coquetea a las negociaciones en bloque con la Alianza del Pacífico.
 
Colombia dejaría de ser hub entre EE.UU. y Europa
Para Luis Fernando Ramírez, vice rector de investigaciones de la Universidad de la Salle,  con el TLC entre Estados Unidos y la Unión Europea, Colombia dejaría de ser un hub para las inversiones del viejo continente, como lo han señalado cada vez que viene una misión comercial interesada en el país. “Se podrían perder inversiones extranjeras que se habían pensado para este fin”, señaló.
 
Para el experto se vienen más desventajas para Colombia luego que este acuerdo comercial entre en vigencia. Se prevé que en 2014 ya habría textos finales.
 
Las opiniones
 
Ángela Julieta Mora
Docente del Politécnico Grancolombiano
“Colombia se tiene que preparar más. Es necesario que exista mayor articulación entre gremios y clusters para que este comercio no nos absorba”.
 
Fabio Moscoso
Docente de la Universidad EAN
“Entre ellos va a aumentar el comercio de valor agregado mientras que Colombia seguirá exportando bienes primarios y poco manufacturados”.