domingo, 9 de septiembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Carolina Ramírez Bonilla - mcramirez@larepublica.com.co

Para que Colombia logre ser un país con altos niveles de competitividad no solo necesita mejorar sus infraestructura, educación, niveles de pobreza y solucionar su conflicto interno, sino que también debe avanzar en eficiencia financiera.

Ver todo sobre el Informe de Cometitividad

Según el Reporte de Competitividad Global, realizado por el Foro Económico Mundial (FEM), Colombia ocupa el lugar 67 de 144 países evaluados en el pilar de desarrollo del mercado financiero.

El FEM incluye en su ítem de potenciadores de eficiencia, el desarrollo del mercado financiero, que tiene un peso de 17% en la nota final de competitividad. Este a su vez está dividido en ocho subvariables: la disponibilidad de servicios financieros; el acceso a los servicios financieros; el financiamiento a través del mercado accionario; la facilidad de acceso a créditos; la disponibilidad de capital de riesgo; la solidez bancaria; la regulación de la Bolsa de Valores y un índice de derechos.

Así, el resultado que arroja el reporte es que Colombia está lejos de alcanzar a sus pares en las variables estudiadas. Según los datos, en lo que peor le va al país es en el acceso a servicios financieros, donde se ubica en la lejana posición 87, al obtener una nota de 3,9 sobre 7. Mientras que en la solidez bancaria es donde está mejor calificado, pues llega al puesto 42 con una nota de 5,7 sobre 7; pese a esto sigue estando muy por debajo de países como Chile, Panamá, Brasil, México y Perú, en al región.

Para el economista jefe del Citibank, Munir Jalil, no es tan fácil hacer comparaciones con otros países de la región ya que se está en niveles de desarrollo diferentes.

“En el estándar según el cual califica el FEM se tiene en cuenta la disponibilidad de productos, liquidez y tamaño de los mercados, y en esto, Colombia está comenzando su desarrollo. Se podría decir que el país está de 7 años y que se le compara con unos de 15 años”, dice Jalil.

Por dar un ejemplo, el analista explica que en Chile hay un ingreso per cápita de US$18.000 al año mientras que en Colombia este ingreso no supera los US$7.500. “La principal variable es el ingreso y desde ahí empezamos mal. No es que no se quiera prestar dinero y que el sistema sea malo, sino que no hay las garantías y la liquidez para activar el mercado”, sentencia Jalil.

Para el vicepresidente de Asobancaria, Daniel Castellanos, “es cierto que la inclusión financiera es baja, pero hay un esfuerzo importante en los dos últimos años por mejorar estos niveles, ya que hay cerca de 40% de adultos que no tienen acceso al sistema”.

Aún así, los resultados no son favorables para el mercado financiero nacional. Según el informe del FEM, “las economías requieren sofisticados mercados financieros que pueden hacer que el capital disponible para el sector privado vaya a la inversión a través de préstamos del sector bancario, bolsas de valores, capital de riesgo y otros productos financieros”.

Para poder cumplir todas estas funciones, el sector bancario tiene que ser confiable y transparente, además necesita la regulación apropiada para proteger a los inversionistas y otros actores en la economía en general.

Esto da paso para hablar de la solidez bancaria. Si bien en este rubro hay una calificación alta no es suficiente. El puesto 42 es criticado por los expertos quienes aseguran que en términos de solidez no hay de qué preocuparse.

Según la analista económica de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, Catalina Iregui, “la banca colombiana a traviesa uno de sus mejores momentos, es sólida en términos de riesgo de crédito y es muy rentable. Varios jugadores internaciones han llegado y quieren llegar más”.

Opinión que comparte Castellanos, quien dice que “en el tema de solidez bancaria Colombia está muy tranquila, la experiencia muestra que el sistema financiero ha pasado por crisis en las que ha sobrevivido con niveles de capitalización muy buenos, así, la comparación no es tan preocupante”, asegura.

Quién es quién en la región

Aunque las comparaciones son odiosas y a los expertos no les gusta que se hagan, de los países latinoamericanos Panamá lleva la delantera. No solo se ubica en el lugar 23 a nivel mundial sino que en cinco de los ocho ítems evaluados en la sección financiera es el primero en la región.

Sobresale que ocupa el segundo lugar en el mundo en acceso a servicios financieros, pero el puesto 78 en regulación del mercado de valores. Seguido de Panamá está Chile, que se ubica en el lugar 28 en el ranking mundial y es el mejor en cuanto a financiamiento a través del mercado de capitales con una nota de 4,6 y la posición 16. En el tercer lugar y muy cerca está Puerto Rico que a nivel mundial es la posición 29.

Si bien estos son los mejores también hay que hablar de los peores. El país que acerca al final de la tabla es Venezuela, que se ubica en el lugar 133; sin embargo, Argentina es la nación que concentra la peor posición en cuatro de las ocho variables del mercado financiero.

En la región el de peor solidez bancaria es Bolivia, y el peor en regulación bursátil es Perú. Con estos resultados (ver tabla) Colombia está en una posición intermedia donde ni es de los buenos ni de los malos, lo que preocupa al mercado en términos de competitividad.

Chile es el líder de la región en competitividad

Tal como LR lo había indicado en pasados informes, Chile sigue siendo el campeón indiscutible de la competitividad latinoamericana. Aunque perdió dos posiciones respecto al año pasado, su posición coincide con los demás rankings internacionales (Doing Business y IMD) y se mantiene 8 puestos por encima de Panamá, su más próximo competidor. Según el ranking, la infraestructura, en especial la portuaria, ha permitido un incremento en los negocios de Panamá, ha hecho atractiva la inversión en este país y por eso ocupa un segundo lugar en la región. En el último puesto entre los latinos está Venezuela (126). El país vecino es el último del mundo en instituciones públicas y está en el puesto 126 en macroeconomía por su alta inflación.

Las opiniones

Munir Jalil
Economista jefe del Citibank

“No es tan fácil comparar países con ingresos per cápital tan diferentes ya que a partir de esto es que se analiza el acceso al crédito”.

Daniel Castellanos
Vicepresidente de Asobancaria

“Es cierto que la inclusión financiera en Colombia todavía es baja, pero la solidez del sistema no debe preocupar a los inversionistas”.