.
ARCHIVO Colombia, realismo mágico
sábado, 13 de abril de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Claudia Lacouture

Los colombianos nos hemos acostumbrado a vivir en un lugar privilegiado, con paisajes tan llenos de belleza y de magia que se vuelven cotidianos para nuestros ojos, pero no para los del mundo. Basta leer las historias que los medios de comunicación extranjeros escriben con tanto entusiasmo y asombro sobre Colombia o escuchar las frases de los viajeros después de visitar el país, para darse cuenta de que aquí se viven experiencias dignas de un libro de realismo mágico. Estas fueron la fuente de inspiración del concepto de la nueva campaña de turismo que hoy presentamos.

‘Colombia, realismo mágico’ despertará la curiosidad del extranjero para que descubra y viva las sorpresas que hay en cada esquina: “árboles centenarios que dibujan espirales de humo uniendo tierra y cielo”, ciudades en donde “se entra caminando y se sale bailando”, lugares “que relatan su pasado, entregan historias fascinantes y renacen en el tiempo” y “culturas con sabor a café”, como han quedado plasmadas en importantes medios de comunicación internacionales.

Esta es la magia que tiene el país y que el visitante extranjero quiere conocer. La estrategia responde a la necesidad de innovar en la promoción internacional y de marcar diferencias ajustadas a las tendencias del turista mundial que cada día está en busca de experiencias nuevas y más especializadas.

La campaña anterior, “El riesgo es que te quieras quedar”, tuvo un gran impacto internacional, rompió mitos y paradigmas, y sorprendió a millones de personas que no tenían del país referencias distintas a la inseguridad. Su éxito contribuyó de manera importante en el incremento del número de viajeros que vinieron a Colombia en los últimos años.

Llegó el momento de dar el siguiente paso, el de mostrarle al mundo que Colombia es un destino mágico de extraordinarias posibilidades, una Nación acogedora, alegre y generosa; una cultura mestiza de diversas creencias y tradiciones.

Por estas razones, se promoverá la diversidad que tienen los siete productos turísticos con potencial en el exterior y que permitirán promocionar aquellas regiones, que si bien no concentran la demanda de viajeros, tienen una oferta atractiva y con posibilidades de desarrollo. La estrategia será una herramienta para penetrar mercados más exigentes que procuran una vivencia realmente diferente.

Sólo aquí se pueden admirar delfines rosados protagonistas de mágicas leyendas, ballenas jorobadas que escogen la calidez de los mares colombianos para dar a luz a sus crías, admirar desde las copas más altas de los árboles el infinito horizonte verde del Amazonas, descubrir una ciudad perdida, conocer las entrañas de un montaña convertida en catedral de sal, caminar por hermosas playas en medio de tortugas marinas, dormir arrullado por el canto de las aves, despertar rodeado de cafetales y tranquilos paisajes, o deslumbrarse con montañas nevadas que se alzan desde el mar Caribe.

Las estrategias de promoción del turismo en el mundo evolucionan y más países le apuestan a ello. Esto demuestra la importancia que ha adquirido el sector como un motor para el desarrollo: en 2011 representó el 9,1% del PIB mundial y el 8,7% del empleo. Son cifras que tienden a crecer y que reflejan el aumento de la demanda en las últimas décadas: mientras en 1980 por el mundo viajaron 277 millones de personas, en 2012 lo hicieron poco más de 1.000 millones.

En nuestro país, es el tercer sector que más divisas genera: contribuye al 5,3% del PIB nacional y representa el 5,5% de los empleos del país (equivalente a 1,1 millones de trabajos).

Ante la importancia que esta industria ha adquirido para la economía nacional, el país se ha propuesto la meta de contar con cuatro millones de viajeros internacionales para 2014, que generarán US$4.000 millones, y posicionar al país como un lugar de vivencias únicas y auténticas. Esta campaña será fundamental para este propósito y permitirá contarle al mundo que para vivir experiencias que se salen de lo normal y se vuelven una realidad mágica, la respuesta es Colombia.