.
ARCHIVO Aprenda a aprovechar los residuos vegetales y su alto contenido de nutrientes
martes, 9 de junio de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co

Es por ello, que se debe aprovechar este material vegetal, por el alto contenido de nutrientes que aporta para la recuperación del suelo. Por cada 100 kilogramos de restos orgánicos se obtienen 30 de abono, lo que le permitirá ahorrar fertilizantes químicos.

“Debemos ver el suelo como un recurso que se afecta si no se maneja la vegetación para cubrir el suelo, por eso se habla de no eliminar todas las plantas bajas. Esa vegetación que protege el suelo guarda humedad y evita que los rayos del sol incidan directamente sobre éste, además de que le proporciona fertilidad”, explicó Germán Darío Álvarez, subdirector de agrología Instituto Geográfico Agustín Codazzi. 

Deivis Suárez, coordinador de Extensión de la Fundación Universitaria Agraria de Colombia, dijo que, “cuando cultivamos sacamos el desecho vegetal o todo el tiempo cortamos las malezas y el suelo pierde sus nutrientes. Hay unas prácticas de cosechar solamente lo que se necesita y dejar después de las labores de aradura ese material vegetal en el campo”.

Por su parte, el ingeniero agrónomo, Jaime Diego Campo, explicó que el material vegetal se utiliza para tener una agricultura sostenible, orgánica y ecológica, donde los elementos vegetales son las fuentes principales. “Para hacer un abono sólido se necesita esa fuente, más estiércol de animales, harina de salvado, de trigo. La parte vegetal es casi el 40% de lo que se utiliza para hacer un buen abono orgánico. Para preparar cerca de 100 kilos, se necesitan 40 kilos de material vegetal, que pueden ser residuos de cosecha, pasto picado, cascarilla de arroz. Con ello reemplazamos los fertilizantes y fungicidas, para beneficio ambiental”. 

Alternativa ecológica para el suelo

El compost es el resultado de la descomposición de residuos orgánicos. Aprovechar sobrantes vegetales, como los restos de poda, cosechas, frutas podridas o vegetales en la elaboración de abonos, gracias al ciclo natural de la tierra, que transforma en nutrientes la materia orgánica muerta, debe ser una de las apuestas para aportarle nutrientes al suelo. Esto influye en la fertilidad que se requiere como alternativa ecológica en el manejo de cultivos y jardines, sin tener que acudir a fungicidas y fertilizantes 

La opinión

Deivis Suárez 
Coordinador de Extensión Uniagraria

“Nosotros desequilibramos el equilibrio que está en el suelo, por eso debemos sacar provecho al desecho vegetal para devolverle los nutrientes perdidos”