martes, 22 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Manuel García - megarcia@larepublica.com.co

Atrás han venido quedando los tiempos en los que el perro y el gato eran las mascotas preferidas por los jóvenes. Ahora, los animales exóticos le han venido quitando terreno a los tradicionales.

Pero ¿Por qué las iguanas, hurones, erizos y culebras, se han convertido en una opción de mascota doméstica? Para el doctor Juan Manuel Vásquez, veterinario de la Granja Cachorros “este tipo de mascotas se constituyen en una excelente alternativa para los jóvenes debido a que buscan animales cuyo mantenimiento sea más sencillo y demande menos tiempo. “Estos son animales que requieren menos tiempo de atención, por ejemplo, no requieren de una salida al parque o realizar con ellos actividades físicas”, indicó.

En esto coincide  la médico veterinaria, Ana María Veloza, quien resaltó que se trata de una moda por ser animales que se salen de los parámetros convencionales. No obstante, a la hora de su adquisición debe tenerse en cuenta que los cuidados no son menores.  En el caso de reptiles,  el  cambio ambiental y climático influyen en su adaptación, por eso se hace necesario proporcionar una temperatura especial a los espacios donde van a permanecer los animales. Los expertos recomiendan comprar estos animales en un lugar especializado en el que puedan ofrecer consejos útiles así como instrucciones de cómo tratarle y alimentarle. 

Mercado
Aunque su mercado legal ha venido ganando terreno, la oferta de estos animales no es muy alta en el país, debido a que muchas de estas especies tienen restricciones de movilidad, explicó Vasquéz. Hoy en día, la venta de animales exóticos se realiza en mayor medida por internet y algunas tiendas autorizadas por los entes reguladores, los cuales permiten su comercialización. 

Cabe resaltar que se trata de animales de un costo alto. Su precio oscila entre $500.000 y $6 millones.

La opinión

Juan Manuel Vásquez
Médico veterinario
“Hay que tratar de no generar un desequilibrio en el ambiente que pueda acabar con las especies propias”.