Analistas

ProCredit, más allá de una alta calidad

El mundo se enfrenta actualmente a una “verdad incómoda”, como lo predicaba Al Gore en 2006. El cambio climático es una realidad y Colombia, específicamente, ya sufrió sus consecuencias en 2011 con el fenómeno de La Niña, que le costó 2,2% del PIB en daños y pérdidas. Asimismo, 2016 entra en escena como el año más caliente que ha vivido el mundo hasta ahora, con un impacto fuerte en la subida de precios de los alimentos. La pregunta que queda por responder es: ¿cuál es la responsabilidad de cada uno?

En Banco ProCredit “responsabilidad” significa brindar servicios de alta calidad. Para el ámbito de la financiación a las pymes se traduce en un riguroso análisis de crédito y en proponer servicios financieros hechos a medida. En relación al ahorro se busca ofrecer alternativas realmente rentables para substituir el crédito al consumo. Pero esa responsabilidad no termina ahí. La responsabilidad también se extiende a nuestro entorno, el cual debe ser preservado para las próximas generaciones. Por esta razón, aplicamos altos estándares medioambientales y sociales para mitigar el impacto que las actividades empresariales financiadas por el banco tienen sobre el medio ambiente.

Banco ProCredit acaba de recibir la certificación ISO 14001, demostrando solidez en su sistema de gestión ambiental y social, además de ser una de las primeras instituciones financieras de Colombia en recibirla. Este sistema abarca la gestión ambiental interna con la implementación de medidas de eficiencia energética y de recursos y la creación de conciencia sobre temas ambientales y energéticos. Dentro de las operaciones diarias, el banco se esfuerza para reducir el impacto ambiental negativo, dando ejemplo tanto a clientes como a empleados.

Además, a través de un análisis exhaustivo de gestión de riesgo ambiental y social, trabajamos activamente en reducir el impacto ambiental externo causado por las actividades que financiamos. Este análisis de riesgo viene acompañado de una lista de exclusión, válida en todo el grupo, donde filtramos algunas actividades como la minería o la producción y exploración de hidrocarburos. De esta manera, aseguramos que nuestros clientes no realicen actividades que intensifiquen el cambio climático.

Por último, y complementando la misión principal del banco -brindar servicios financieros a pymes-, ofrecemos el servicio ProEco Pyme dirigido a empresas que quieran financiar inversiones sostenibles. El banco quiere contribuir a un ambiente empresarial colombiano más limpio y eficiente. Dentro de este servicio se da a los clientes unos incentivos entre los que se encuentran: periodos de gracia, inversiones a largo plazo, pagos irregulares, asesoría técnica y financiera especializada y una disminución de tasa.

El cumplimiento de esta política medioambiental exige, asimismo, unos altos estándares en la selección de nuestro personal y una inversión constante en capacitación. Nuestros empleados comparten el valor de contribuir de un modo saludable y sostenible al entorno en el que trabajan, y han recibido formación en cuestiones medioambientales.

En diciembre, Colombia se comprometió, entre varios países, a alcanzar una meta de reducción de 20% de emisiones para 2030 en París. Todos debemos fomentar este tipo de comportamientos para cumplir con dicha meta. ¡Es momento de actuar! Y si hay algo seguro, es que Banco ProCredit se encuentra a la vanguardia del sector financiero en la lucha contra el cambio climático.