Analistas

Puentes en coyuntura

GUARDAR

En la historia de las obras civiles, para sobrepasar obstáculos naturales en los caminos, tales como ríos o abismos, se han construido puentes con ingeniería de avanzada para cada época. Los puentes en el mundo entero, son reflejo de desarrollo y de avance en infraestructura de transporte; si bien pocos se han caído, muchos países registran desastres por sus derrumbamientos.

Han existido caídas de puentes emblemáticos como el Tay de Escocia, que a los pocos meses de ser inaugurado por la Reina Victoria, como el puente más largo del mundo, se cayó en 1879 por no estar preparado para resistir cargas horizontales, cargas de viento como consecuencia de una fuerte tormenta. El puente Quebec sobre el río San Lorenzo en Canadá, también el más largo para la época, estando en construcción en 1903 su brazo sur falló; no obstante un accidente adicional durante su reconstrucción en 1916, hoy aun funciona. En el siglo pasado algunos puentes americanos también colapsaron.

En perspectiva positiva, el desatraso reciente en nuestra infraestructura es evidente. En solo 31 proyectos de vías 4G concesionadas por la ANI, se prevé la construcción de 628 puentes; uno de ellos es el viaducto sobre la Ciénaga de la Virgen al norte de Cartagena, que va en 90% de ejecución y ha de ser el más largo de Colombia con cerca de cinco km de longitud, el que contó con una concertación especial de licencias, incluida la ambiental, siendo emblema del desarrollo nacional.

Contrasta, que en los últimos tiempos se han caído puentes, ya sea por falta de mantenimiento o por alguna falla durante su construcción. Desastres que incluyen el puente Heredia en Cartagena, el Pescadero en Chicamocha y el peatonal del Cantón Norte de Bogotá, los que tuvieron mayor resonancia en medios. Varias estructuras se han venido abajo, también en Casanare, Cesar y Córdoba; algunos de estos desastres, ocurridos bajo la administración de concesionarias viales vigentes.

El desplome del puente Chirajara ocurrido recientemente en la Autopista al Llano, es evidentemente el de mayor exposición. Puente atirantado con extensión de 446 metros, que en la fase final de su construcción uno de sus dos pilones falló. Al parecer, la viga del pilón no fue lo suficientemente resistente para superar el momento crítico de la obra. Estos puentes atirantados, hasta cuando no se unen sus extremos, trabajan en voladizo y cualquier carga horizontal les genera una torsión, que ya unidos disminuye este riesgo.

En general, el comportamiento de las estructuras es diferente en la fase de ejecución de obra, donde las cargas y algunos comportamientos son atípicos y hay riesgos inherentes a la obra, que en la vida útil, donde su comportamiento corresponde al diseño previsto. Las fallas, en ocasiones derivadas de imprevisiones en diseños, no necesariamente deben hacer perder la confianza en la alta calidad y el buen momento de la ingeniería colombiana.

Pues bien, así como los puentes son claves en el desarrollo vial y los llamados puentes festivos lo son para el turismo, en la política los puentes entre líderes de diferentes matices son claves en el ejercicio democrático. En la coyuntura actual, después de las elecciones y consultas de este fin de semana, los puentes entre partidos políticos estarán al orden del día, acortando distancias, como es su función originaria desde la ingeniería.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés