Analistas

Nuevo destino turístico y de inversión

GUARDAR

 

Colombia se está consolidando como un nuevo y exótico destino turístico del mundo y además atractivo sitio de inversión tanto extranjera como doméstica con énfasis en  el sector minero, pero con gran variedad de alternativas de negocios en las principales regiones colombianas, incluida la Costa Caribe. 
 
Así, la llegada de viajeros extranjeros a nuestro país sigue creciendo,  siendo las ciudades más apetecidas Bogotá, Cartagena, Medellín y Cali respectivamente. Las ciudades  de mayor crecimiento en los últimos años además de Bogotá, son Bucaramanga, Barranquilla y Santa Marta. 
 
El turismo extranjero en Colombia crece a una tasa tres veces mayor que la mundial, llegando en la última década a 10% anual. No obstante son apenas algo más de un millón y medio de viajeros anuales los que recibimos, lo que significa que hay una gran oportunidad de mantenerse en la senda del crecimiento. 
 
Suramérica es la región que más emite viajeros extranjeros hacia Colombia; representa cerca del 45% del total de llegadas. Le sigue Norteamérica con el 25%, que porcentualmente crece a menor rata. De igual manera, el tráfico doméstico tanto de origen turístico como empresarial sigue creciendo. 
 
En el contexto anterior Santa Marta  por su ubicación, con la cercanía a la Sierra Nevada la montaña de litoral más alta del mundo, con su pico nevado Bolívar el de mayor elevación de Colombia, que le genera a la ciudad y sus bellísimas playas una brisa fresca singular, representa buen futuro turístico e inmobiliario. 
 
Según el último informe del Dane, Santa Marta es una de las ciudades con menor tasa de desempleo del país y es una de las de mayor valorización inmobiliaria. La finca raíz es una segura y rentable inversión; y si ésta se escoge en sitios de alta actividad edificadora, con servicios urbanos y hoteleros   ciertamente es un negocio rentable. 
 
El comercio, los restaurantes y los hoteles, lo mismo que los servicios inmobiliarios y la construcción, son en las ciudades colombianas, las  principales fuentes de empleo; actividades económicas de gran crecimiento  en las aglomeraciones urbanas de la Costa Caribe, por ello Barranquilla y Santa Marta puntean actualmente como las ciudades colombianas con menor desempleo. 
 
Santa Marta se complementa en su entorno estratégico con sus bahías y los Parques Nacionales de la Sierra Nevada y el parque Natural Tayrona, con las mejores playas de la región y abundante vegetación. Por ello, su conservación es un tema que genera pasión. El turismo ecológico y de aventura encuentra en esta zona, gran atractivo. 
 
De ahí que sea noticia de primera plana que cadenas internacionales como Six Senses y otros promotores escojan al Parque Tayrona, para promover la construcción de hoteles en un lugar que es reserva natural y que pertenece a todos los colombianos. La pregunta que surge entonces es  ¿cómo conciliar proyectos de este tipo con la necesaria conservación de los parques naturales colombianos? El desarrollo debe ser sostenible, sin afectar el entorno ambiental. 
 
De otra parte, para que Santa Marta se consolide como nuevo destino turístico y de inversión, es necesario que se mejore su infraestructura, particularmente el terminal aéreo y que se traslade el puerto carbonífero de sus playas, tarea que se ha venido aplazando y su ejecución no da más espera.
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés