Analistas

El gabinete de Peñalosa

GUARDAR

Con la posesión de los nuevos alcaldes y sus equipos de trabajo, se consolidó el cambio de rumbo en algunas de nuestras principales ciudades, en donde, en su mayoría, los gabinetes son técnicos y con experiencia gerencial, incluyendo las empresas de servicios públicos. Los nombres de Jorge Londoño para EPM, Cristina Arango para Emcali y en Bogotá Jorge Castellanos para la ETB, Eva María Uribe para la Empresa de Acueducto y Astrid Álvarez para la Empresa de Energía, confirman acertadas designaciones.

Los alcaldes de nuestras ciudades emergentes tienen la magnífica posibilidad de orientar un crecimiento urbanístico planeado para el largo plazo. Por su parte, los alcaldes de las grandes metrópolis, deben trabajar en el mejoramiento de lo que ya existe y en la sostenibilidad y competitividad de las mismas. El compromiso ciudadano en civismo y su participación en el cambio es fundamental.

En relación a los Secretarios de Peñalosa, hay funcionarios que lo acompañaron en su administración anterior. Son ellos, el médico experto en salud pública Luis Gonzalo Morales, quien tiene como tarea salvar el sistema hospitalario y optimizar la infraestructura; por ende su reto es mejorar los indicadores, incluyendo la disminución de las horas de espera en urgencias.

La ingeniera Astrid Álvarez fue su gerente del Acueducto; el arquitecto Eduardo Aguirre lo acompañó en el desarrollo del Parque Tercer Milenio y se vuelve a vincular en cargo estratégico de renovación urbana como gerente de la ERU; y además, el especialista en banca de inversión Andrés Pacheco, como asesor del Alcalde.

María Consuelo Araujo, especialista en gobierno, se inició como directora del Jardín Botánico con buenos resultados, trabajó con el alcalde Mockus y fue Ministra y destacada Canciller del presidente Uribe. Cuenta con liderazgo y capacidad de servicio para afrontar la tarea de la integración social de Bogotá.

Ahora bien, hay nuevos funcionarios claves para la reconstrucción del sueño capitalino: la gobernabilidad, responsabilidad en cabeza del expresidente del Concejo Miguel Uribe, abogado con máster en política pública, nuevo Secretario de Gobierno, quien junto con el asesor Daniel Mejía, economista y experto en seguridad, velarán por la mejora en esta materia.

Da gusto que un reputado ingeniero, Juan Pablo Bocarejo, PhD en transporte, consultor y académico, sea el nuevo Secretario de Movilidad, quien ingresa con un equipo técnico envidiable. Solucionar los trancones y mejorar el transporte público incluyendo la primera línea del metro, son sus grandes retos. Parte de la competitividad de la capital está comprometida por los graves problemas de movilidad.

El responsable de la planificación urbana y regional, del nuevo POT y de la seguridad jurídica de las normas urbanísticas, es el destacado arquitecto Andrés Ortiz, con posgrado en Urbanismo y gran conocimiento de la ciudad. Para el manejo ambiental el gabinete cuenta con el abogado, geólogo y experto en sostenibilidad Francisco Cruz. A la Secretaría del Hábitat llega María Carolina Castillo, abogada con experiencia en políticas públicas en vivienda y agua potable, consolidando el equipo.

No menos importantes son los nombramientos de las economistas María Victoria Angulo Secretaria de Educación y Beatriz Arbeláez de Hacienda, lo mismo que la arquitecta María Claudia López, secretaria de Cultura. Pues bien, todas estas hojas de vida y su trabajo en equipo son un mojón para el futuro de Bogotá, lo que verificaremos desde esta columna de opinión.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés