Analistas

De incertidumbres y economía

GUARDAR

Entre los candidatos que se postularon para la Presidencia y no pasaron a la segunda vuelta, Germán Vargas, reconocido estadista, gran ejecutor y buen servidor público, presentó el mejor programa de gobierno. Sergio Fajardo estuvo a punto de atajar al populismo de izquierda, con una formidable aceptación entre jóvenes y su certero discurso de la esperanza que trae hacer política de modo diferente; además, teniendo a la educación como eje central de su campaña, la que ciertamente es el principal instrumento para el desarrollo. Estas propuestas, deben ser tenidas en cuenta por el próximo Presidente.

Desde las consultas interpartidistas era previsible que Iván Duque liderara el paso a la segunda vuelta. Por el futuro del país y recogiendo el centro ampliado de los ciudadanos, algunos de ellos hoy con su candidato fuera de contienda, pero sus ideas y programas vigentes para llevar a Colombia en el camino de la estabilidad institucional y la confianza en la economía, Duque es la alternativa.

Hijo de Iván Duque Escobar un gran liberal y ejecutivo, Duque Márquez cuenta con extraordinaria formación familiar y académica, cree en la familia como núcleo de la sociedad, lo que ha demostrado con la suya propia. Por supuesto su capacidad para liderar el próximo gobierno se verá fortalecida, con el trabajo en equipo que puede articular con un grupo destacado de congresistas.

Un reto del nuevo Presidente será combatir la desconfianza generalizada en la economía, que viene creciendo de manera mediocre. Algunas inversiones se han venido aplazando, por la incertidumbre en quién ha de dirigir el país, y por el fantasma derivado del problema que ocurre en Venezuela, que inició su dirección como un gobierno de izquierda con propuestas inviables, derivando en catástrofe.

Prueba de la situación económica colombiana, por mejorar, es que el año inició con crecimiento coyuntural por el ajuste del precio del petróleo, con crecimientos en tráfico aéreo de pasajeros, ocupación hotelera ascendente, leve mejoramiento en consumo de hogares y en el comercio, con industria y sectores agrícolas que están despegando solo gradualmente; pero sigue en caída la producción de café y la construcción, entre otros.

El ingreso del país a la Ocde, entendido como el club de países con buenas prácticas, consolida a Colombia como nación adecuada para inversiones internacionales; contribuye a la confianza inversionista, como soporte de crecimiento económico. De América Latina, hacen parte de la Ocde, con sede en París, solo México y Chile. Según las calificadoras internacionales de riesgo, somos también, país destino de inversión.

La estabilidad jurídica y mantener los incentivos que tienen resultados probados en sectores como la construcción y las zonas francas, son vitales en el propósito del desarrollo. La vivienda es un instrumento de crecimiento económico y de equidad social, hoy en caída, después de ser motor de la economía y el empleo por varios años.

Si bien el balance en materia económica es agridulce, la tendencia positiva se puede mejorar con un Presidente que genere estabilidad institucional. Así la economía seguirá en alza y el ambiente de desconfianza se podrá superar. Compromiso con la Patria y con la democracia es apoyar a Iván Duque en este propósito.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés