Analistas

Vivienda y desarrollo regional

GUARDAR

El sector de vivienda ha registrado un dinamismo positivo y ha contribuido en los últimos años al desarrollo y crecimiento de la construcción, una dinámica que ha sido posible gracias a la acción coordinada entre el Gobierno, el sector constructor y el sistema financiero. Estos avances, que se han visto reflejados en materia de reducción del déficit habitacional, han generado un impacto notable en el bienestar social del país y han revalidado el papel de la política de vivienda en el desarrollo económico y social. Mientras el déficit cuantitativo de vivienda en 2005 rondaba 12,5%, gracias a las políticas decididas que se trazaron para avanzar en su reducción, este porcentaje se ubica hoy por debajo de 6%, un logro significativo que debemos aplaudir, aún pese a los retos que todavía enfrentamos en este frente. 

Pero más allá de los importantes avances a nivel agregado, que sin duda han sido importantes, también deben resaltarse los logros alcanzados en esta materia a nivel regional para avanzar con paso firme en el desarrollo social a nivel descentralizado, un aspecto tan necesario en un país como Colombia. Y es que si bien el mercado de vivienda tradicionalmente se ha concentrado en Bogotá, Medellín y Cali, el crecimiento que se ha experimentado en las ciudades intermedias ha sido importante. Así, mientras desde 2011 el número de viviendas comercializadas en Bogotá, Cali y Medellín no ha superado las 90.000 unidades, en las ciudades intermedias el avance ha sido significativo: el volumen de ventas aumentó de 15.000 unidades en 2011 a cerca de 30.000 en 2014,  un resultado de gran trascendencia económica y social si tenemos en cuenta que el balance en estas ciudades estuvo sustentado por la comercialización del segmento de Viviendas de Interés Social (VIS). Este tipo de dinámicas son, desde luego, fundamentales para la superación de la pobreza y para lograr una mayor equidad regional, en cuyo proceso el acompañamiento financiero para la construcción y adquisición de vivienda ha contado con un aliado incondicional desde la banca.

Si bien el balance en materia de construcción y financiamiento de vivienda ha sido positivo y se han dado avances notorios, el camino que se ha trazado Gobierno Nacional de cara al 2018 no solo luce alentador sino que se constituye en un reto de gran calado para profundizar la estrategia de reducción de déficit habitacional a nivel regional. Hay que resaltar que los pilares bajo los cuales se fundamentó el plan de ruta para los próximos años incorporaron de manera acertada no sólo la focalización de subsidios parciales y totales hacia segmentos con dificultad para financiar una vivienda propia y para lograr alcanzar los sueños de miles de hogares, sino también la estrategia de profundizar la construcción y adquisición en diversos municipios del país donde dichos planes parecían impensables, todo ello a través de planes como Mi Casa Ya, Casa Ahorro y la segunda generación de viviendas gratuitas.

Pero hay que resaltar también que la ruta para concretar los planes de vivienda es retadora y debe continuar contribuyendo en el proceso de consolidación de nuestro tejido regional. Debe reconocerse, en primer lugar, que el mercado de vivienda en el país es heterogéneo y las particularidades regionales son marcadas, razón por la cual los distintos planes de vivienda deben irse afinando en consonancia con dicha características. De otro lado, el fomento de la vivienda VIP y VIS es un elemento de impulso para la equidad social y regional, un frente en el que el país deberá continuar focalizando esfuerzos en medio de un correcto balance con el potencial que guarda la construcción y desarrollo de la vivienda No VIS, cuyo impulso para la generación de valor agregado ha quedado en evidencia, sobre todo en tiempos de menor crecimiento económico. La Banca, en este contexto, consciente de las bondades del sector vivienda en materia social y económica, seguirá acompañando de manera decidida y bajo los incentivos correctos la construcción del desarrollo regional de nuestro país, un factor fundamental para la cohesión social y el crecimiento sostenido.
 

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés