Analistas

Evolución en la gestión comunicacional

GUARDAR

El contexto de cambio constante exige repensar y replantear la gestión de las organizaciones para que estas puedan responder oportunamente a los cambios y a las transformaciones que demanda la sociedad. En las aulas de posgrado se encuentra un espacio privilegiado para repensar y replantear, porque es allí donde se conjuga la pasión de los estudiantes en búsqueda de metodologías para innovar, la trayectoria de los docentes y el referente de múltiples autores e investigadores. Este espacio es propicio para cocrear y proponer nuevas formas de gestión.

Particularmente en las aulas de la Pontificia Universidad Javeriana y en la Especialización en Comunicación organizacional, con 31 profesionales de diferentes disciplinas que pertenecen a organizaciones de diversos sectores de la economía, nos dimos a la tarea de establecer de forma conjunta los aspectos que han evolucionado en la gestión comunicacional e identificar las oportunidades que tienen las organizaciones para aprovechar el potencial que les ofrece la comunicación.

El punto de partida es evolucionar que la comunicación no se debe limitar a informar, divulgar, realizar planes de medios o campañas, que tienen una temporalidad reducida; sino que se debe convertir en un proceso estratégico permanente, integral e integrado a la dinámica organizacional. Esto permite que la comunicación sea productiva para generar un efecto, movilizar acciones específicas y abrir las puertas a la cocreación teniendo un objetivo común. Adicionalmente, es integral porque ya no divide su gestión en interna o externa, puesto que ahora el reto es conectar a todos sus grupos de interés, en una red de públicos, para construir relaciones de credibilidad y confianza, que permita alcanzar los objetivos de la organización y articular intereses comunes para agregar valor a la sociedad.

La gestión estratégica de la comunicación tiene el potencial de transformar realidades, por tanto, las organizaciones deben tener la capacidad de observar y escuchar a todos sus públicos y brindarles la oportunidad de participar para aportar, para crear y para crecer juntos construyendo comunidades organizacionales.

Comunidades humanas donde se interactúa, se comprenden mutuamente a través de un diálogo abierto, honesto y fluido, para propiciar la construcción de sentido y significado del propósito común de la organización, y hace posibles ambientes sanos, basados en el respeto y el bien-estar para afianzar el relacionamiento y la cultura organizacional.

El rol de la comunicación ha trascendido y ha adquirido una conciencia social, para construir una mejor organización, comunidad, sociedad, y por ende una mejor humanidad. Esta evolución comunicacional requiere entonces de resignificar el lugar y la importancia que se le brinda en las organizaciones, ya que esta no es transversal sino inherente a la vida misma de las empresas. Además, es necesario pasar de los planes con lista de actividades a modelos comunicacionales donde la estrategia cuente con una metodología de gestión, es decir, pasar de planes a modelos.

Es imperativo evolucionar la gestión comunicacional de las organizaciones, para aprovechar su potencial relacional al construir confianza, su condición transformadora para movilizar hacia la acción, su capacidad de articular para unir esfuerzos, y su esencia de conectar al armonizar intereses de todos los públicos objetivo de la organización. Este es el potencial, la decisión es gestionarla.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés